La salida de carbón a As Pontes se normaliza y la policía deja de escoltar a los camioneros

La Voz

FERROL

25 jun 2008 . Actualizado a las 02:00 h.

El transporte de carbón desde el Puerto de Ferrol hasta la central térmica de Endesa en As Pontes volvió ayer casi a la normalidad. Los camiones pudieron circular sin la escolta de la policía nacional, que el lunes acompañó en todo momento a los vehículos con el fin de impedir incidentes con piquetes. En total, los transportes realizaron más de 400 viajes en toda la jornada, con el fin de reducir el colapso al que ha sido sometida la dársena ferrolana por las huelgas de transportistas.

El primer convoy salió cerca de las once de la mañana, y estuvo integrado por aproximadamente un centenar de camiones. En esos instantes la policía nacional vigilaba la entrada del puerto, y todavía estaban presentes algunos de los miembros del piquete que el lunes custodiaban también la entrada y salida de vehículos de la dársena. No hubo incidentes y los transportes viajaron sin escolta, pero prefirieron hacerlo en fila y muy juntos, como el lunes, con la finalidad de evitar problemas.

Las movilizaciones que han conducido a esta situación están convocadas por la Fetram (Federación Empresarial de Transportes de Mercancías por Carretera de Galicia), que acusa a la empresa Tojeiro Transportes, que gestiona el traslado de carbón hasta As Pontes, de practicar dumping, es decir de trabajar por debajo de los costes.