Xandinho hace patria en Ferrol


Por la Mirilla se cuelan hoy ritmos de pandeiros, berimbaus y atabaques. Son los instrumentos que hacen la música que suele acompañar a los capoeiristas y con la que Alexandre Bueno de Araújo , más conocido como Xandinho , se crió en su Sao Paulo natal. Este brasileño afincado en Ferrol hace ya cinco años llega hoy a esta página porque él solito -con la colaboración, eso sí, de muchos establecimientos comerciales y de tres Ayuntamientos (el de Ferrol, el de Neda y el de Narón)- se ha liado la manta a la cabeza para organizar el cuarto Encuentro Internacional de Capoeira , que reunirá en nuestra comarca a más de cien especialistas en el deporte rey de Brasil -después del fútbol, claro está- a finales de este mes. Aquí se darán cita brasileños llegados de muchísimas ciudades de España, pero también de Israel, Francia y Portugal. Para los interesados, les informo que el sarao capoerista comenzará el día 27 de marzo en el pabellón de Neda, seguirá el 28 en el centro comercial Odeón y finalizará con un gran espectáculo el día 29 en Ferrol.

La historia de Xandinho es muy curiosa. Empezó haciendo capoeira siendo muy pequeño, en la calle. «Mi padre me dio las primeras lecciones cuando tenía 11 años, y después, como me gustó, me apunté en una escuela para seguir aprendiendo», me explica muy amable. La pasión fue a más y llegó un día que a Xandinho empezaron a llamarle para participar en encuentros de capoeira por el mundo adelante. «Gracias a este deporte he visitado muchísimos lugares -me cuenta entusiasmado-; he estado en Israel, Nueva York, Budapest....». Pero, después de tanto viaje, el destino quiso que finalmente recalase en Ferrol. Y que lo hiciera para quedarse. Durante su participación en un encuentro de capoeira en A Coruña, alguien le comentó que el gimnasio Delta necesitaba un profesor y él no lo dudó ni un instante. Después de aquellas primeras clases, le fueron saliendo más y más cursos. Y al final decidió quedarse. Hoy en día trabaja en tres gimnasios y enseña los secretos de la capoeira en varios pabellones municipales. Cuenta que Ferrol le encanta, que a los gallegos se les da muy bien esa lucha alegre de su país y que no piensa marcharse. Esta tierra es ya su casa y la de su mujer (brasileña y capoeirista, como él) y aquí nacerá Álex, su primer hijo, dentro de pocos meses. ¿Seguirá los pasos de sus padres?, me pregunto yo. «Pues creo que no le va a quedar más remedio -dice Xandinho entre risas- porque se pasa el día escuchando capoeira». Gira de Ledicia y ciclo en la Fundación Caixa Galicia. Y ahora vienen pidiendo paso dos apuntes musicales. El primero es que el grupo Ledicia , que como ustedes sabrán surgió hace ya 25 años en las aulas del colegio Manuel Masdías , está de gira por Galicia. Sus voces sonarán a pura ledicia mañana en Boiro y el domingo harán los propio en Muros. Y el segundo apunte tiene como protagonista a un compañero, el crítico de La Voz César Wonenburger , que ayer visitó Ferrol para inaugurar el ciclo Lendas do Canto en la Fundación Caixa Galicia. La primera conferencia tuvo como protagonista a Pavarotti , pero habrá muchos más: Wonenburguer volverá a Ferrol para hablar de la Callas , Alfredo Kraus , Ángeles Gulín , Montserrat Caballé y Plácido Domingo .

Y después de tanta música, hoy nos despedimos con pintura. Nuestro último protagonista de La Mirilla se llama Guillermo Baamonde (Ferrol, 1968) y tal vez muchos de ustedes lo conozcan por su trabajo como artesano, ya que en Mugardos dirige el taller de vídrio La Botella . Menos conocida es, en cambio, su faceta artística. Y eso que Filli -como lo conocen sus amigos- se enamoró primero de los pinceles que del cristal. Me cuenta que lleva pintando más de veinte años y que nunca tuvo más maestro que su propia curiosidad. Durante todo ese tiempo guardó sus cuadros en el ámbito de lo privado, pero hace pocos meses cambió de opinión. Y decidió mostrar su obra. Desde hoy mismo y hasta el próximo 31 de marzo sus pinturas cuelgan de las paredes del Ateneo Ferrolán . Su estilo es difícil de encasillar, pero Baamonde da algunas pistas: dice que la pintura que él hace es intimista, que le sale de dentro y que se fija más en las soledades que en los paisajes llenos de gente. No cita influencias, pero asegura que le gusta la luz de Hopper y que aprecia la valentía de Shiele . Pero... ¿Para qué escribir más sobre la exposición? Lo mejor es que vayan a verla.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Xandinho hace patria en Ferrol