Costas ya tiró 55 construcciones y planea derribar otras seis más


El Ministerio de Medio Ambiente ha declarado una guerra sin cuartel a las construcciones que invaden o lindan con su territorio, el dominio público marítimo terrestre, la franja de terreno más próxima al mar, y ha emprendido una auténtica oleada de demoliciones para despejar el litoral. Al menos en la comarca, la Demarcación de Costas (que depende del departamento presidido por Cristina Narbona) ha hecho que se volatilizaran de un plumazo en los últimos dos años nada menos que 55 construcciones en Valdoviño, Ortigueira, Cariño y Ferrol; y, además, tiene previsto derribar otras seis más en Mañón, Valdoviño, Pontedeume y Neda.

En toda la provincia de A Coruña, Costas ha tirado en los últimos años 120 construcciones, dentro de su estrategia de protección de la franja litoral de dominio público, según manifestó el jefe de la Demarcación, Rafael Eimil, el viernes en Radio Voz Ferrol.

Medio Ambiente está aplicando a rajatabla esa política y Eimil avanzó que todas las edificaciones situadas en terrenos costeros y públicos tienen abiertos expedientes que tarde o temprano acabarán en demolición, subrayó. El jefe de Costas aclaró que si no se derriban antes es porque este tipo de tramitaciones son de larga burocracia y en cada expediente se pueden empantanar las autoridades medioambientales entre dos y tres años, y eso si no median denuncias judiciales contra los dictámenes del ministerio y de la Ley de Costas.

Aquí, en la comarca, hay dos casos particulares, ambos en Valdoviño, lastrados por los recursos en los tribunales que demoraron de forma notable su tramitación, pero que al final han caído bajo el peso de las máquinas. Se trata del bar Coyote en A Frouxeira, que en 1999 ya contaba con un expediente de demolición sobre él, pero que se está derribando en la actualidad; y medio centenar de casetas de veraneo construidas en la playa de Vilarrube, que también quedaron fuera de la ley con el deslinde trazado en 1999, y que se tiraron a finales del 2005. Ese año, y con ese proyecto, arrancó la serie más reciente de demoliciones practicadas en la costa de Ferrolterra.

Tras las casetas de Vilarrube, se ejecutaron derribos del antiguo restaurante La Rotonda de A Frouxeira, campo de fútbol de Morouzos (Ortigueira), instituto de Cariño y galería de tiro de Doniños, que está en plena fase de ejecución.

El hotel de Ber, a punto

Además, Costas acometerá a corto plazo demoliciones de otras seis edificaciones: para el 2008 está previsto que desaparezcan del litoral un hotel y un restaurante en la playa de Ber (Pontedeume), cuyo proyecto se encuentra en fase de redacción y que Eimil prevé contratar durante el primer trimestre del 2008; y una nave industrial en la ribera de Xuvia (Neda), que también desaparecerá durante los primeros meses del próximo año, según el jefe de la Demarcación.

En distintas fases de tramitación se hallan los expedientes de derribo de la base americana de Bares (Mañón), que está pendiente de que el Ministerio de Defensa desafecte la propiedad a favor de Medio Ambiente; y de dos restaurantes más en A Frouxeira.

Valdoviño es el municipio de toda la comarca más beneficiado (o afectado) por esta política de recuperación del dominio público con 52 construcciones ya derribadas y otras dos en tramitación.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Costas ya tiró 55 construcciones y planea derribar otras seis más