Costas ya tiró 55 construcciones y planea derribar otras seis más

F.?F.

FERROL

18 nov 2007 . Actualizado a las 02:00 h.

El Ministerio de Medio Ambiente ha declarado una guerra sin cuartel a las construcciones que invaden o lindan con su territorio, el dominio público marítimo terrestre, la franja de terreno más próxima al mar, y ha emprendido una auténtica oleada de demoliciones para despejar el litoral. Al menos en la comarca, la Demarcación de Costas (que depende del departamento presidido por Cristina Narbona) ha hecho que se volatilizaran de un plumazo en los últimos dos años nada menos que 55 construcciones en Valdoviño, Ortigueira, Cariño y Ferrol; y, además, tiene previsto derribar otras seis más en Mañón, Valdoviño, Pontedeume y Neda.

En toda la provincia de A Coruña, Costas ha tirado en los últimos años 120 construcciones, dentro de su estrategia de protección de la franja litoral de dominio público, según manifestó el jefe de la Demarcación, Rafael Eimil, el viernes en Radio Voz Ferrol.

Medio Ambiente está aplicando a rajatabla esa política y Eimil avanzó que todas las edificaciones situadas en terrenos costeros y públicos tienen abiertos expedientes que tarde o temprano acabarán en demolición, subrayó. El jefe de Costas aclaró que si no se derriban antes es porque este tipo de tramitaciones son de larga burocracia y en cada expediente se pueden empantanar las autoridades medioambientales entre dos y tres años, y eso si no median denuncias judiciales contra los dictámenes del ministerio y de la Ley de Costas.