El bipartito deja caducar los expedientes para anular la plaza de España y Menáncaro

Urbanismo achaca la situación a «problemas administrativos», pero dice que «no afecta al fondo de los asuntos»


Al bipartito PSOE-IU se le empieza a torcer el gesto de alegría que esbozó cuando el pasado verano llevó a pleno la revocación de dos proyectos urbanísticos del gobierno PP-IF que habían levantado abundante polvareda durante la campaña electoral: la urbanización de la fraga de Menáncaro (en la parroquia de Serantes) y las obras en la plaza de España. La revisión de ambos expedientes ha caducado, según admitía ayer, aun con reservas, el gobierno municipal. Porque en ambos han transcurrido los tres meses preceptivos que da la ley -cuando se toma una decisión de oficio- sin dictarse una resolución definitiva.

«Habrá que volver a la instrucción de esos expedientes porque ha habido problemas administrativos derivados de la mala organización administrativa que hemos heredado», asumía ayer el concelleiro de Urbanismo, Ángel Mato. Él mismo admitía que los dos expedientes deberían haberse remitido ya al Consello Consultivo de Galicia -órgano de deliberación para determinar la validez de una nulidad de contrato de la Administración-, pero no se ha hecho todavía, después de tres meses transcurridos desde la aprobación en pleno de las dos revisiones de oficio.

¿A qué obedece esa caducidad? «Hay problemas administrativos en Urbanismo, problemas de organización de los últimos cuatro años a los que ahora queremos poner freno», argumentaba ayer el responsable político de Urbanismo, sin concretar más ni apuntar a nadie directamente. «Esos problemas no afectan al fondo del asunto, tanto en el de Menáncaro, que no se va a urbanizar, como en el de la plaza de España, donde no se va a volver al proyecto del anterior gobierno», dijo. «Somos conscientes -agregaba el edil- de que el Ayuntamiento no puede tener este funcionamiento».

Con esos expedientes caducos, al gobierno local sólo le queda una vía para cumplir sus compromisos electorales: reabrir todo el procedimiento «y empezar de nuevo la instrucción del expediente», observaba ayer Ángel Mato. Es decir, más retraso en la tramitación de unos documentos a los que se trató de dar rapidez ante las demandas ciudadanas y el compromiso electoral que por escrito dejaron PSOE e IU cuando firmaron su pacto de gobierno. Es previsible que hoy Mato, junto al alcalde, den más explicaciones sobre este asunto pues han anunciado una convocatoria conjunta.

El contexto

En el caso de la urbanización de Menáncaro, a esos admitidos problemas de la tramitación administrativa se suma un recurso contencioso-administrativo que abrieron opositores al proyecto y que también podría tener incidencia; porque la resolución judicial que adopte tendrá repercusión sobre la decisión que el Concello determine finalmente si no concordase con lo que está realizando el gobierno local. Además, se han presentado alegaciones a la decisión de revisar ese acuerdo. El bipartito PSOE-IU ya ha anunciado su intención de convertir ese espacio en zona verde, con lo que tendrá que indemnizar a los propietarios de un suelo hoy calificado como rústico en el que se puede construir, según recoge el plan urbanístico aprobado en diciembre del año 2000.

El caso de la plaza de España es también complejo. Por una parte hay dos contenciosos presentados por PP e IF, por separado, en contra del decreto de paralización de las obras (se frenaron el 29 de junio) y una investigación judicial por posibles irregularidades de esos dos partidos. Se suma que la revocación del contrato con Abeconsa que ha de tener, obligatoriamente, informe del Consello Consultivo de Galicia, órgano al que aún no se ha acudido; y está pendiente un acuerdo con esa constructora que según el gobierno local llegará «muy muy pronto».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El bipartito deja caducar los expedientes para anular la plaza de España y Menáncaro