Nigrán planta cara a la amenaza de las colillas

La Voz REDACCIÓN

FAI GALICIA VERDE

Ante la contaminación que generan estos residuos, el ayuntamiento reparte contenedores para concienciar a los fumadores

31 jul 2019 . Actualizado a las 00:42 h.

España es el mayor consumidor europeo de pajitas de plástico con una media de 13 millones diaria. Y si bien la magnitud que alcanza la contaminación marina escandaliza, se comparte en redes y provoca indignación a aquellos que ven tortugas, peces o ballenas que ingieren residuos plásticos, nadie habla del principal enemigo del mar: la infravalorada amenaza de las colillas

Los filtros de los cigarrillos son fabricados a partir de un termoplástico no biodegradable, el acetato de celulosa. También pueden contener sustancias tóxicas como nicotina, arsénico u otros metales pesados que, al entrar en contacto con el agua, se liberan en el medio generando efectos devastadores en el ecosistema. Y es que, de acuerdo al Informe Libera de «Colillas en espacios naturales» (2018), son residuos con capacidad para contaminar entre 8 y 10 litros de agua del mar. Además, su ingesta puede causar una mortalidad directa en aves y cetáceos y tarda toda una década en degradarse en los océanos.

Ante esta alarmante situación hay quienes optan por dejar de ser meros espectadores de la degradación marítima para llevar a cabo mecanismos de actuación. Es por esto que quien visita las playas de Nigrán ya no se encuentra (o casi) con residuos de tabaco bajo la arena de Playa América, Panxón, A Madorra, Prado ni Patos.