116 concellos gallegos se suman al Pacto de los Alcaldes contra el cambio climático

Antía S. Aguado

FAI GALICIA VERDE

ANGEL MANSO

A finales de junio, la gestión de la Xunta fue puesta como ejemplo de buenas prácticas en la lucha contra el fenómeno. Su objetivo, reducir las emisiones de CO2 en un 40 %

12 jul 2019 . Actualizado a las 08:16 h.

Reducir las emisiones de CO2 en un 40 % para 2030. Este es uno de los principales objetivos del Pacto de los Alcaldes para el Clima y la Energía, el mayor movimiento mundial de ciudades por la acción local en clima y energías. Un pacto al que la Xunta se sumó a finales del 2017, con una exitosa acogida. Y es que, en la actualidad, son ya los 116 ayuntamientos los que forman parte de esta iniciativa, mientras que 23 están en trámites de adhesión. Una cifra que acerca a Galicia hacia el objetivo final de que, el año que viene, el 90 % de los municipios gallegos estén integrados en el Pacto.

Los objetivos, marcados por Europa, y asumidos por cada ayuntamiento que forma parte del Pacto, no son otros que presentar un Plan de Acción para el Clima y la Energía Sustentable (PACES) en un plazo de dos años (a partir de la fecha de la decisión de cada ayuntamiento), y elaborar un informe de situación, al menos cada dos años. Unas condiciones indispensables para que dicho ayuntamiento siga formando parte del Pacto de los Alcaldes.

«Pensar global, actuar local». Así rezaba la premisa defendida en Bruselas el día 25 de junio por la directora general de Calidad Ambiental y Cambio Climático, María Cruz Ferreira. Mostrándose a favor del municipalismo como forma de combatir el cambio climático y respondiendo a los objetivos establecidos, la Xunta expuso su gestión al haber sido escogida como ejemplo de buenas prácticas en la lucha contra el fenómeno.