Diez consejos para un verano sostenible

Disfrutar las vacaciones sin dañar al medio ambiente es posible


Cada vez son más las personas concienciadas por cuidar, y proteger, el medio ambiente. Si eres una de ellas, o quieres comenzar a aportar tu granito de arena, a continuación explicamos diez sencillos trucos para no dejar de lado su preservación este verano. ¿Te unes?

1. Desplazarse de manera sostenible. El uso del transporte público es muy importante a lo largo de todo el año. Un buen hacer es evitar el coche en la medida de lo posible. Autobuses urbanos, bicicletas, a pie… cada vez son más las opciones disponibles. Además de aportar tu granito de arena al medio ambiente, ahorrarás gasolina y tiempos de espera en los atascos.

¿Y si estás en una ciudad de vacaciones? No alquiles un coche, y aprovecha sus líneas de transporte o intenta hacerte con una bicicleta.

2. Evitar hacer viajes cortos en avión. Este medio de transporte es uno de los que más CO2 emite. Por ello, en distancias de pequeño recorrido, es recomendable desplazarse en otro tipo de medio, como los trenes. Asimismo, si decides viajar en coche, intenta compartir el vehículo con el mayor número de personas posibles.

3. ¿Por qué no probar un poco de ecoturismo? Un tipo de turismo con el que se compatibiliza el disfrute de la naturaleza y el respeto al equilibrio del medio ambiente. El componente ecológico debería estar presente, en la medida de lo posible, a la hora de seleccionar el destino de vacaciones. Adquirir conciencia de lo que vital que es cuidar el planeta es fundamental.

4. Los espacios naturales, no son basureros. En estos meses los planes de disfrutar de un picnic en la playa o de una acampada en la montaña son muy comunes. Igual de común que dejar residuos o colillas en ellos. Llevar contigo unas bolsas para guardar los deshechos es una práctica y sencilla solución.

Muchas personas ya se han movilizado ante la acumulación de basura en lugares naturales. Así, en los últimos meses la campaña medioambiental Trashtag Challenge ha inundado las redes. Voluntarios comprometidos han participado en la limpieza de residuos de diversas playas. Una gran iniciativa a la que puedes sumarte con tus amigos, sin dejar de disfrutar de vuestras vacaciones.

5. Vidrio antes que plástico. El impacto de este último en el medio ambiente es muy grande. Al año, entre seis y ocho toneladas de plástico terminan en los océanos. De estos, el 80 % deriva del entorno terrestre. Con sencillos gestos, podemos disminuir nuestro consumo: botellas o recipientes de vidrio, platos y cubiertos biodegradables o metálicos en las comidas fuera de casa... Si aún así decides utilizar plástico, recuerda depositarlo siempre en el contenedor correspondiente.

6. No abusar del aire acondicionado. Limitar su uso es muy importante. ¿Cómo podemos hacerlo? La mejor solución pasa por dejar las persianas bajadas durante el día para que entre menos calor. Con este gesto, encontraremos la casa más fresca al llegar.

7. Ahorrar en el consumo de agua. No malgastarla o contaminarla es vital, especialmente en meses de sequía como los de estío. Unos meses en los que, si vives en una zona seca, los embalses se encuentran en niveles muy bajos. Las múltiples formas de preservarla son muy sencillas: duchas cortas y no baños; cierra el grifo mientras te enjabones o te laves los dientes; poner a funcionar la lavadora o el lavavajillas con una carga máxima; cisternas con doble pulsador; regar de noche (a causa de la menor temperatura, la tierra conserva mejor el agua).

8. Cuidado en las playas. Algunas especies marinas son muy sensibles a los protectores solares. Un cambio hacia productos que no dañen, contribuiría a la causa. De mismo modo, hay que prestar especial atención a la hora de salir con embarcaciones al mar. Se deberá dar preferencia a la vela frente al motor, intentando así que ningún residuo de carburante pueda terminar en el agua.

9. En tu ausencia, desenchufa todos los electrodomésticos. Cuando te vayas de vacaciones, desconecta los aparatos que no precisen corriente durante tu viaje. Desde los ordenadores a radios o dispositivos de música pasando por las televisiones. De hecho, estas últimas son, después de los frigoríficos, los que que más consumen en el hogar. Recuerda apagarlos, y no dejarlos en stand by. A continuación, os dejamos una guía interactiva para ahorrar más energía en el hogar.

10. No te olvides de mantener tus hábitos y, sobre todo, ¡aprovecha para mejorarlos! Llegan las vacaciones, y el cansancio con ella. Vence la dejadez y no dejes tus rutinas positivas de lado. Además, puedes dedicar parte de tu tiempo libre a informarte sobre más métodos para ayudar al medio ambiente.

La cesta ecológica: todo lo que puedes comprar sin recurrir al plástico

L. Maya

Desde alimentos a granel a la higiene personal, cada vez son más los productos amigables con el medio ambiente

Aunque a primera vista parezca una tarea titánica, eliminar el plástico de la cesta de la compra está cada vez más al alcance de la mano. Es que, más allá de cambiar la bolsa por una de tela, son cada vez más los productos ecológicos que pueden sustituir a los elaborados con plástico y que, muchas veces, son incluso más duraderos y de mejor calidad.

«Plantearse vivir de otra manera es más sencillo de lo que parece», dice Sonia Magariños, dueña de la tienda online Huella Menguante. Movida por algo que veía como absurdo, como tener que colocar las frutas o verduras en bolsas de plástico, o directamente encontrarlas en el supermercado ya cortadas y empaquetadas con bandeja y film transparente, Magariños comenzó a buscar alternativas. Primero fueron las bolsas de tela, luego las botellas reutilizables. Ahora su semana tiene un día de compras con cero desperdicio, y su web ofrece todo tipo de productos amigables con el medio.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Diez consejos para un verano sostenible