¿Es factible una tasa de basura al tabaco?

Raúl Romar García
r. romar REDACCIÓN / LA VOZ

FAI GALICIA VERDE

María Pedreda

Los expertos proponen alternativas para el grave problema ambiental que generan las colillas

11 oct 2019 . Actualizado a las 19:22 h.

Envoltorios de caramelos, pajitas, bastoncillos para los oídos, algunas bolsitas de azucarillos, colillas... ¿Qué tienen en común? Todos son productos de consumo habitual que en su composición contienen plástico. Pero hay más. Son materiales de difícil, por no decir imposible, reciclaje o recuperación para su posterior reutilización. En el mejor de los casos acaban en vertedero o en una planta de valorización energética. Pero presentan un problema añadido para ello: su pequeño tamaño dificulta la recogida centralizada. Así, una vez que se convierten en residuos se diseminan fácilmente por el entorno y suponen un grave problema para el medio ambiente, ya que contaminan la naturaleza, tanto en tierra como en el mar o en los ríos.

«Hai quen pensa que por tirar unha palliña non pasa nada, pero se temos a 700 millóns de persoas tirándoas temos un problema moi grave», resume de forma gráfica el catedrático de Ingeniería Química de la Universidade da Coruña Manuel Soto. Pero, quizás, el mayor desafío lo constituyen las colillas que, según algunos cálculos, constituyen el 13 % del total de desperdicios, cifra que otros elevan al 30 %. Actualmente se fuman seis billones de cigarrillos en todo el mundo, de los que 4,5 acaban como desechos que pueden llegar a viajar miles de kilómetros y contaminar diferentes ecosistemas. La mayoría de los filtros están hechos de acetato de celulosa, un termoplástico que no es biodegradable, por lo que puede permanecer en el medio de 1 a 5 años en el mejor de los casos. Y contienen, además, sustancias tóxicas que reaccionan con el entorno. Basta un ejemplo: una sola colilla contamina hasta diez litros de agua.

¿Qué se puede hacer, entonces, para fomentar de alguna forma su reciclaje o recuperación en el contexto de una economía circular? «Sería necesario fomentar ciertas medidas que promuevan su depósito en lugares diseñados para ello, como poner a disposición de los consumidores un depósito donde se puedan devolver las colillas, como ya se hace con latas, pilas o vidrios». Es lo que se plantea en el informe Colillas en espacios naturales elaborado dentro del proyecto Libera impulsado por SEO Birdlife en colaboración con Ecoembes. Para mitigar los costes de limpieza y recogida del residuo también sugiere, en consonancia con iniciativas que se están planteando en otros países, aplicar una tasa de basura al tabaco, que deberían pagar los fabricantes, e incrementar las sanciones por tirar colillas al suelo.