De «Capitán Verdemán» a «Los Gulinos»: diez libros (verdes) que no solo divierten

FAI GALICIA VERDE

Página interior del libro «Paio e o poder da música»
Página interior del libro «Paio e o poder da música»

Una de las mejores maneras para que los niños tomen conciencia medioambiental es a través de la lectura, un hábito que enseña de forma lúdica la importancia de reciclar o ahorrar energía. Una tendencia literaria, con sus propios superhéroes, que, además, crece

04 mar 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

Crear conciencia verde desde pequeños con conceptos sencillos, que despierten entusiasmo y, sobre todo, diviertan. Esto son solo algunos de los objetivos que persigue desde hace años ese amplio abanico de libros «verdes» que busca introducir a los niños en el reciclaje y respeto por el medio ambiente, unas propuestas que, lejos de ser aburridas, moralizantes o doctrinarias, han logrado agotar ediciones en más de un caso. Superhéroes atractivos y experiencias lúdicas sirven de gran aliado a los padres para que los niños sean conscientes del impacto de sus gestos diarios en la conservación del entorno a través de un hábito, el de la lectura, que ha demostrado ser una de las mejores maneras para que los niños aprendan valores.

Una inversión, además, rentable a largo plazo. Inculcar o reforzar los valores del respeto al medio ambiente entre los niños es una garantía de que cuando sean mayores lo tendrán presente. Ellos son el futuro y el futuro también depende de ellos. Educar a los más pequeños como ciudadanos responsables es, además, más sencillo de lo que piensa si se predica con el ejemplo y se explica con conceptos asimilables. Estas son algunas de las publicaciones que ayudan a conseguirlo: 

1-«El gran libro-juego para salvar el planeta»

La francesa Gäelle Bouttier-Guérive, que fue responsable en el país galo del programa de la oenegé World Wildlife Fund y es la autora de la conocida serie de best sellers Planète attitude, en los que introduce gestos ecológicos que se puede acometer en la vida cotidiana, fascina ahora al mundo infantil con un libro (publicado en Edebé en el 2018) que sigue este Leitmotiv e invita a los más pequeños a pasar a la acción para preservar el medioambiente. Un gran y particular juego de la oca (en el que, por ejemplo, se avanzarán dos casillas si se limpia la playa); un juego de verdadero o falso, en el que se comprueba el conocimiento sobre si el embalaje es o no reciclable; o una doble página que convierte a los lectores en jardineros ecológicos son solo algunos de los valiosos ejercicios que ofrece la interactiva publicación, avalada por científicos. Este libro fue una de las grandes apuestas verdes de las recientes Navidades.