Bruno de Llano: «Cuidar el medio ambiente debería ser asignatura obligatoria en los colegios»

Especialista de Gestión Local y Autonómica de Ecoembes, está convencido de que las campañas harán que el próximo año el crecimiento del reciclaje en Galicia supere la media nacional, pero no descarta el pago por generación de residuos

.

«Es preferible ir lento y a paso firme que rápido en la extensión del reciclaje»

Bruno de Llano (A Coruña, 1977) considera que los contenedores azul y amarillo hay que «utilizarlos mejor». El especialista de Gestión Local y Autonómica de Ecoembes en Galicia ve con preocupación el impacto del hombre sobre el medio ambiente: «Casi 9 millones de personas al año mueren por la contaminación, están desapareciendo cada día especies.... En el 2050, como sigamos así, vamos a tener problemas. Llevamos más de un siglo abusando de los recursos».

-Decía el mes pasado la responsable de Calidad Ambiental de la Xunta que en asuntos de reciclaje Galicia va por buen camino, pero lento. ¿Está de acuerdo?

-En Galicia cada día estamos más concienciados de la importancia del reciclaje para la economía circular. Solo el año pasado, se trataron casi 58.000 toneladas de residuos. Es decir, hemos incrementado la separación de residuos un 2 %, lo que significa que es un hábito que va introduciéndose lento pero constante, con una tendencia ascendente y positiva. En Galicia tenemos unos 46.400 contenedores, en el último año se aumentaron en unos 1.600, y no debería ser este el problema. ¿Lentos? Personalmente creo que es preferible ir lento y a paso firme que hacerlo rápido y mal.

-El crecimiento en Galicia, como dice, fue del 2 % y en España del 3,4 %. ¿A qué cree que se debe que vayamos rezagados?

-Estamos creciendo poco a poco, gracias a que colaboramos entre las administraciones locales, centrales, Xunta de Galicia, Ecoembes y, sobre todo, el ciudadano. Gracias a eso y, principalmente, a que estamos educando al ciudadano e invertimos en soluciones, estamos muy orgullosos de que haya un crecimiento continuo, aunque sea un pelín por debajo del nacional. Esperamos que por los impulsos que estamos haciendo dentro de la economía circular esa diferencia se reduzca, que cada día crezcamos más y acercarnos a la media nacional, incluso superarla. Seguro que este año, derivado de un montón de acciones que se han hecho, creceremos tanto o más que la media española.

-¿En qué asignatura diría que suspendemos los gallegos?

-No solamente los gallegos, en general el conjunto del país, tenemos un reto a corto plazo. Desde hace más de 20 años en Ecoembes estamos fomentando el reciclaje, pero los residuos que llegan no alcanzan el 8 %. Hay otros residuos que también tienen necesidad de ser procesados. El Eurostat decía que solo se recicla un 29,7 % del total de basura generada. Y en el 2025 tenemos que aumentar hasta el 55 %. Es decir, es importante sentar unas bases ahora para que los residuos se sostengan de forma adecuada. Por ejemplo, la materia orgánica supone un 37 % de los residuos en España y los textiles y celulosas un 10 %. En este sentido, debería haber ya en breve una recogida obligatoria de estos. Si no cambiamos los hábitos de consumo es imposible. Tenemos que ponernos las pilas para llegar a los objetivos de la Unión Europea.

-¿Qué más se puede hacer para impulsar un buen uso de los contenedores azul y amarillo?

-Lo más importante es la constancia, la educación y concienciación. Todo empieza gracias a que un ciudadano, voluntariamente, decide separar los desperdicios. A partir de ahí es cuando podemos conseguir que se recicle mejor para gestionar bien ese gesto desinteresado. Eso se apoya en España en unas 400 campañas de comunicación y sensibilización para llegar a todo tipo de espectros. Empezamos desde los niños y defendemos que el cuidado del medio ambiente debería ser asignatura obligatoria en los colegios, dentro de las materias troncales, porque los niños son el futuro. También tenemos otro proyecto, el Camino del reciclaje, que busca que todos los peregrinos puedan tener información de cómo pueden separar los residuos. El año pasado generaron casi 50.000 kilos de envases solo en los albergues. Empezamos por la Ruta francesa y queremos ampliarlo al Camino del Norte y al Portugués. Y estamos trabajando también con el sector de la hostelería.

-¿Es partidario de premiar a la gente con incentivos para conseguir que reciclen?

-Creemos que se debe enfocar de otra forma: el que contamina, paga. La fórmula creo que es un pago por generación, de forma que reduces la cantidad de residuos y favoreces la separación en origen. Al final, el consumidor paga una tasa, pero solo por aquello que genera. Cuanto menos generes, más reciclas y menos impuestos pagas. Se trata de hacer responsable al ciudadano de los residuos que producen con un incentivo económico.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Bruno de Llano: «Cuidar el medio ambiente debería ser asignatura obligatoria en los colegios»