Las excusas de los gallegos para no reciclar

La confusión sobre qué va a cada contenedor es la razón que más esgrimen para no separar


En torno al 68 % de los hogares gallegos reciclan sus residuos. Más de 15 puntos por debajo de la media española. Así se desprende de dos encuestas realizadas por Sondaxe, una online (con público más joven) y otra telefónica, en el ámbito de Galicia. El bajo dato de personas concienciadas con el reciclaje -especialmente entre la población joven (18-34 años)- contrasta con el conocimiento extendido de lo beneficioso que resulta para el medioambiente: el 81 % lo sabe.

Pero si la amplia mayoría de la población es conocedora de la importancia del reciclaje ¿cuáles son las excusas para no tomarlo como costumbre? Según las respuestas recogidas por Sondaxe, la principal razón que esgrimen los usuarios -un 14 %- es lo confuso que resulta «saber qué va al amarillo», el contenedor específico para envases, entre los que se incluyen botes, botellas o garrafas, bricks, latas de bebida, latas de conserva, tapones de plástico, bolsas, envoltorios o papel film de plástico y tarrinas o vasos de yogur de plástico.

Otra causa que apuntan los encuestados es que «sí que reciclan» en sus hogares, pero después depositan la basura «en otro contenedor». Y esto ocurre en un 12,2 % de los casos. Que «no hay contenedor amarillo en la zona», otra de las respuestas recurrentes, concretamente un 11,7 % de los casos.

Clasificación de residuos en el hogar

Pese a que, según la encuesta, en los hogares gallegos hay, de media, prácticamente tres cubos, bolsas o espacios para la clasificación de los residuos, un 7,7 % sostiene que «no produce casi plástico», mientras que un 6,3 % achaca su dejadez en el reciclaje a la «falta de espacio en casa». No obstante, hay quien apunta a sus propios hábitos como causa habitual a la hora de no separar los residuos. Así, un 5,7 % confiesa «falta de costumbre»; un 4 % «pereza»; otro 4 % dice que el contenedor amarillo «está lejos»; que es «engorroso», un 2,6 % y que no tiene tiempo, un 1,5 %. Un 1 % no recicla «por principios» o porque «no se fía».

Además de los motivos mencionados, también hay personas que aseguran depositar la basura en un punto limpio (5,6 %). Pero otro 5 % asevera que en su zona solo hay un contenedor, o que todos son verdes -residuos orgánicos-. «Difícil que todos lo hagan bien» es la contestación de un 3,6 %. En esta línea, el 2,6 % reconoce que recicla, pero no se fija en el color, lo que, en muchos casos, da al traste con la recogida selectiva de basuras. Y hay quien cree -2,6 %- que el reciclaje lo hace el camión o bien una persona. Un 1,8 % opina que debería ser en la planta de tratamiento donde se proceda a la separación de los residuos.

Razones para reciclar

De las dos consultas elaboradas por Sondaxe, la realizada a través de Internet, que obedece a un perfil más joven, refleja mayor concienciación con el reciclaje. De hecho, el 82,3 % de los consultados por este medio reconoce los beneficios medioambientales de la clasificación de los residuos.

Un 43 % de los preguntados online recicla por «concienciación social» -37 % en la encuesta total- y un 47 % (30 % total) está convencido de que la clasificación de residuos supone «una aportación al bien común».

Las diferencias entre los dos medios de consulta son también notables en la respuesta que supone «minimizar la huella ecológica y la contaminación del aire», a saber, un 42,6 % de la población joven frente al 27,4 % del total de la encuesta.

«Poder disfrutar de los parajes y naturaleza de Galicia» lleva a reciclar al 40 % (26 % total) y «tener una perspectiva a largo plazo y de futuro» al 31,8 % de los internautas (22,9 % del total de la encuesta). Asimismo, un 29,1 % (22,3 % del total) recicla con la intención de concienciar y educar a sus hijos.

Sin embargo, un 3,2 % de los encuestados en Internet asegura que separa sus residuos «por obligación». Esa misma respuesta la dan el 5,7 % del total de los participantes (ambas consultas).

«Por una experiencia personal o vital anterior», el 5,8 % online (4,9 % total) y, «por la influencia de otro miembro del hogar», en valores en torno al 4 % en ambas encuestas.

En el último caso, y con el menor número de respuestas (2,8 % online y 1,8 % total), hay quien separa los envases «por la presión social de los vecinos».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
19 votos
Comentarios

Las excusas de los gallegos para no reciclar