Siri, pon la ducha calentita

La última feria CES mostró el avance de la sociedad hacia la era de la Internet de las Cosas y las amplísimas posibilidades que ofrecen los altavoces que sirven de huesped para los mayordomos virtuales que desarrollan Google, Amazon y Apple. En Las Vegas pudo verse una ducha inteligente que responde a órdenes de voz.

.

Redacción

El mundo se encamina hacia la era de la Internet de las Cosas. Es una tendencia imparable. En los hogares cada vez hay más aparatos conectados a la Red. Los que más han dado que hablar últimamente son los altavoces inteligentes que incorporan los servicios de un mayordomo virtual. Google Now, Siri y Alexa son viejos conocidos. Con estos asistentes, Google, Apple, Amazon y Microsoft libran desde hace años una más de sus guerras tecnológicas. Quieren conquistar el hogar. Y ya se han colado hasta en el cuarto de baño.

Lo vimos en la feria CES de Las Vegas. Allí la compañía Moen presentó la siguiente evolución de su duchas inteligentes. Hasta ahora podían controlarse con un panel digital y/o con una aplicación para móvil, pero, ¿quién quiere pulsar botones cuando se pueden dar órdenes con la voz?

Es invierno. Una persona se despierta. Apaga la alarma. Da una vuelta y dice en voz alta: «Alexa, pon el agua a 35 grados». Y el altavoz inteligente que sirve de huesped al mayordómo virtual se pone manos a la obra. Se comunica de forma inalámbrica -a través de la red wifi doméstica con la ducha, le ordena que abra el grifo con el objetivo de alcanzar la temperatura requerida. Cuando llega al objetivo, avisa y pausa el chorro: el baño ya está listo.

¿Bienvenidos al futuro? Pues no. Al presente. Si se cumplen las previsiones hechas públicas por Moen en el CES, los equipos integrados con Alexa estarán disponibles en el primer cuatrimestre de este año. Y los que utilicen Siri, en el segundo.

Estos asistentes pueden hacer más cosas que regular la temperatura o prefijar patrones de comportamiento. La ducha de una mañana de día laboral puede ser, por definición, más corta que una de fin de semana. Es el usuario quién manda. Y también el que puede aprovechar para pedirle al mayordomo que ponga su música preferida o, para aquellos que gustan de convertir el baño en un rincón de pensar, decirle que tome nota de las ocurrencias que surjan, esas famosas ideas de la ducha.

La batalla de los altavoces

¿Cuánto cuesta una ducha inteligente? Pues los diferentes modelos que están ahora mismo a la venta (de momento no se pueden gestionar con la voz) arrancan desde el umbral de los 1.000 euros. Pueden verse las opciones y lugares de compra en www.moen.com. Por si alguien está interesado, hay vendedores que envían a España.

La ducha inteligente por si sola no permite dar órdenes verbales. Hay que disponer de un altavoz Echo (de los que vende Amazon) o usar un dispositivo Apple con Siri activada. La compañía de la manzana va a sacar finalmente en febrero su HomePod, con un precio de más de 300 euros. Con él pretenden luchar con Google y con Amazon por colocar un altavoz inteligente en cada hogar. Esa batalla la va ganando por ahora la empresa de Bezos.

Según Amazon, las pasadas Navidades se vendieron decenas de millones de dispositivos equipados con Alexa. Esa información la refrendan las estadísticas de las tiendas de aplicaciones de iOS y Android. La app más descargada el 25 de diciembre fue la que permite instalar el asistente virtual del gigante del comercio electrónico. Y la segunda fue Google Home.

Hay un bum de los altavoces inteligentes. Con ellos ya se puede controlar con la voz servicios domóticos, poner música, transmitir contenidos a la tele, buscar en la web, repasar el calendario... Y vienen muchos más desarrollos y funciones en camino. Con ellos rebrotarán las polémicas sobre privacidad. Y surgirán interacciones impensables hace años como: «Cortana, abre Alexa. Dile que pida unas pizzas».

Baños alicatados y conectados

DUCHA SMART

El usuario puede fijar la temperatura del agua y escoger varios patrones de temperatura en la ducha a través de una app o con una orden verbal.

Y DE LUJO

Las duchas inteligentes no son para todos los bolsillos, al menos por ahora. Al coste del dispositivo hay que sumar las piezas y la instalación. Su generalización tal vez abra una nueva vía de negocio: los baños, además de alicatarlos, habrá que conectarlos.

El bum de los altavoces

El altavoz inteligente (Echo) y el asistente virtual de Amazon (Alexa) van ganando la guerra comercial frente a Google Home. Apple, pionera en inteligencia artificial con Siri, va a lanzar un dispositivo similar.

¿Y LOS PRECIOS?

Hay altavoces inteligentes a la venta desde 40 euros (un modelo de Amazon). El Google Home estándar cuesta algo más de 100 euros. Y su modelo «premium» roza los 400. La diferencia suele estar en el sonido.

Votación
5 votos
Comentarios

Siri, pon la ducha calentita