José Mª Cobián: «El dinero en efectivo va a desaparecer»

Es el responsable del crecimiento y la expansión de Circle en el sur de Europa, con el objetivo de participar en la revolución que va a cambiar la forma en que las personas se relacionan con el dinero. Vaticina que billetes y monedas van a desaparecer de nuestros bolsillos e incluso se atreve a ponerle fecha.

.

Redacción

Licenciado en Ciencias Empresariales Internacionales y Marketing por la Northeastern University de Boston y la Pontificia de Comillas, José María Cobian, de 32 años, trabajó en HotelTonight y Okuri Ventures antes de embarcarse en la aventura de los sistemas de pago móviles.

¿Qué diferencia Circle de otros sistemas de pago social?

Circle Pay es una aplicación de pagos entre personas peer-to-peer o P2P que permite enviar, solicitar y recibir dinero de manera instantánea, segura, totalmente gratuita y, además, de un modo más social y más humano a escala verdaderamente global entre usuarios de casi 30 países. El servicio incluye un chat en el que puedes hablar con amigos o grupos de amigos y enviar emoticonos, fotos o GIF, pagos y solicitudes de dinero con cualquier persona; tan sólo hace falta saber su número de teléfono móvil o dirección de correo electrónico para enviarle o solicitarle una cantidad de dinero, lo cual es notablemente más cómodo, más sencillo y, sobretodo, más humano que la amplia mayoría de alternativas del mercado. Y además, permitimos enviar y recibir de dinero entre usuarios en diferentes países de manera 100% gratuita incluso cuando dichas transacciones incluyen cambio de moneda entre euros, dólares y/o libras, ofreciéndoles el tipo de cambio oficial sin ningún tipo de comisión o coste adicional. Nuestro objetivo es hacer que Circle Pay sea la herramienta más útil para intercambiar dinero en el día a día, entre personas, en los mercados en los que operamos. Estamos ya viendo que el efectivo va desapareciendo, y Circle Pay facilita la vida a la gente a la hora de saldar cuentas entre compañeros de equipo, amigos, compañeros de piso, familiares y otros colectivos, eliminando así las fricciones innecesarias, los engorrosos formularios, las inconveniencias y los costes de otros métodos como los intercambios de efectivo, las transferencias bancarias y otros servicios similares.

¿Podemos enviar y recibir dinero sin necesidad de introducir datos bancarios o de tarjetas?

Podemos solicitar y enviar dinero a un número de teléfono o dirección de email, sin tener que conocer el número exacto de la cuenta del destinatario, evitando así un proceso complicado y que suele demorar los pagos de pequeñas cantidades de dinero. Eso sí, para pasar el dinero de tu cuenta de Circle a tu cuenta bancaria, o para enviar dinero, debemos vincular nuestra cuenta de Circle con una tarjeta de débito o con tu cuenta bancaria, lo que prefieras. El proceso es muy fácil y solo lleva unos segundos.

¿Cómo está España en utilización de apps de pago social, en comparación con otros países?

En España existe un apetito por los nuevos sistemas de pago y la adopción de aplicaciones que facilitan el día a día mayor que otros países europeos. Desde nuestra experiencia y observación del mercado, vemos que en los últimos meses el incremento del uso de aplicaciones como Circle ha aumentado exponencialmente, así como otros nuevos método de pago, por ejemplo, contactless.

¿Cómo se fiscaliza Circle: pagan impuestos por las comisiones que reciben?

Circle no cobra a sus usuarios comisiones, ni ningún tipo de tasas por el uso de Circle Pay. El uso de esta aplicación es totalmente gratuito, tanto a la hora de enviar y recibir dinero, en transferencias nacionales o internacionales, y en aquellos envíos de dinero que implican un cambio de moneda entre euros, libras o dólares.

¿La plataforma de mensajería está pensada solo para dar apoyo al sistema de pagos o pretende convertirse en algo más?

Nuestro objetivo es ofrecer una experiencia integrada, de tal modo que los usuarios puedan interactuar entre ellos, en un mismo chat, y enviar a sus amigos aquello que desean, ya sea una foto del viaje que están haciendo, un GIF para reirse sobre la última anécdota que han compartido o 2,5 euros para devolver el dinero del refresco al que les invitaron. Queremos que el dinero funcione igual que lo hace cualquier otro tipo de archivo que se envía a través de Internet, de manera instantánea, gratuita y divertida, todo a través de un simple y útil chat. Enviar dinero con Circle Pay a un amigo es como enviar un mensaje o una foto. Abres el chat, hablas con tu contacto y le envías o solicitas dinero. Todo ello de manera instantánea y gratuita. Además, con Circle Pay no hay fronteras, puedes enviar o recibir dinero de cualquier usuario de Circle en Europa o Estados Unidos ya sea en libras, dólares o euros, y sin que te carguen ningún margen ni tasa por tipo de cambio, de la misma manera que el coste de las comunicaciones y la publicación de información desapareció en las primeras fases del desarrollo de Internet. Esto ha supuesto una verdadera revolución en la manera en la que se mueve el dinero.

Hasta finales del 2016 Circle Pay también funcionaba como monedero de bitcoins. ¿Por qué dejaron de hacerlo?

Nuestros usuarios operan en su vida diaria con euros, en el caso de España y otros países europeos, y con libras o dólares, en el caso de Reino Unido y Estados Unidos. El valor y la moneda que entienden y comparten es la de sus respectivos países. Es lo que utilizan para pagar el alquiler, el café o la compra y es el indicador que tiene el pulso de la realidad socio-económica de cada uno de ellos, y es en dicha realidad donde queremos que Circle tenga un verdadero impacto positivo. Sin embargo, lo que sí les interesa es beneficiarse de las ventajas que la tecnología blockchain (en la que se basa bitcoin) nos ofrece. Es por ello que eliminamos la opción de operar con bitcoins pero continuamos impulsando el desarrollo de nuestros sistemas sobre la tecnología blockchain. Esto nos permite continuar enfocándonos en tener un impacto positivo en la economía real de nuestros usuarios al mismo tiempo que disfrutamos de todas las ventajas de esta tecnología en el mundo del intercambio de dinero para ofrecer un producto y servicio sin fronteras gratuito, instantáneo y exponencialmente más seguro y fiable. Por ofrecer un paralelismo, es igual que cuando un usuario envía un email. Al hacerlo, dispone y se beneficia de todas las ventajas de protocolos como el SMTP (envío instantáneo, transaccional, entre diferentes compañías proveedoras de servicios de correo electrónico…), pero no necesita entender en profundidad la compleja tecnología que se esconde tras este protocolo para poder enviar el correo electrónico.

¿Por qué se dice que la tecnología «blockchain» es el sistema más seguro para hacer transacciones?

Hasta ahora, la información sobre nuestro dinero y transacciones se encontraba centralizada en la base de datos privada y los sistemas de nuestro banco o entidad financiera de preferencia. La ventaja de la tecnología blockchain es que esta información se encuentra encriptada para nuestra seguridad dentro de una base de datos descentralizada, en miles de ordenadores a la vez, todos ellos con el máximo nivel de seguridad y encriptación existente a día de hoy, interconectados entre sí y funcionando como una red bajo un sistema de consenso. Cada vez que se pretende registrar un cambio en dicha base de datos, como por ejemplo la transacción de un montante de dinero de una persona a otra, estos ordenadores consensúan o verifican que dicho cambio ha ocurrido y lo registran en un bloque de información que quedará permanente registrado de forma inmutable junto con el bloque de información inmediatamente anterior y posterior. Es decir, cada pieza de información registrada en un blockchain por tanto no se puede borrar o cambiar salvo registrando una enmienda o cambio en un bloque de información posterior, por tanto, quedando siempre registrada tanto la información original como el cambio posterior. Esto, que no deja de ser una explicación sobresimplificada de la tecnología blockchain, quizás ya empieza a dejar entrever uno de sus múltiples beneficios: la inmutabilidad de los registros de sucesos verificados entre dos o más partes. Una vez un suceso ha sido registrado en dicha base de datos descentralizada en miles de ordenadores alrededor del mundo con el máximo nivel de encriptación y seguridad existente que funcionan bajo un protocolo de consenso, hace que, si alguien quisiera modificarlo o borrarlo sin dejar rastro del registro original, tendría que atacar o hackear al mismo tiempo miles de ordenadores localizados alrededor del mundo. Por esto, entre otras cosas, se dice la tecnología blockchain es mucho más segura, fiable e incorruptible que cualquier otro sistema utilizado anteriormente. De hecho, hay quien dice que la era Blockchain es el comienzo de una nueva revolución industrial basada en la confianza.

¿Hacia dónde va a evolucionar la economía colaborativa?

Si echamos un ojo a lo que nos deparará el futuro, podemos ver que pronto viviremos en un mundo en el que el efectivo va a desaparecer. Este es un proceso que creo que se llevará a cabo en los países paso a paso, y dependiendo de la zona se irá implementando en uno u otro momento. Noruega y Suecia, por ejemplo, podrían ser economías completamente “cashless” (sin dinero en efectivo) para 2020. Si imaginamos este futuro, vemos una economía más centrada en las personas, en la que tecnologías como el blockchain nos permitirán poder confiar los unos en los otros con una seguridad y una fiabilidad que nunca hemos experimentado en los diferentes intercambios que realizamos ya sean estos de información, de contenido, de valor o de dinero. Muchos nuevos actores están irrumpiendo con nuevas propuestas, nuevos modos de afrontar estos intercambios, y el ecosistema irá tomando lo mejor y más útil de cada uno para en definitiva hacer que el mundo y la economía funcione mejor y de manera más justa, más accesible, más eficiente y humana para todos. Al menos, ese es nuestro compromiso desde Circle en lo que respecta al envío y gestión del dinero.

Votación
0 votos
Comentarios

José Mª Cobián: «El dinero en efectivo va a desaparecer»