El hogar inteligente ha llegado

La Feria Internacional de Tecnología de Consumo (IFA) de Berlín es cada vez más grande. Este año recibió a 253.000 visitantes y logró un volumen de negocio que supera los 4.700 millones de euros. Dos nuevos récords que demuestran que el sector no deja de crecer, impulsado por la conectividad y la inteligencia artificial.

.

Poner en marcha el lavaplatos y la lavadora a golpe de teléfono móvil o revisar el contenido del frigorífico sin necesidad de abrirlo, gracias a una puerta de cristal opaco que se vuelve transparente tras un doble toque. Son solo algunas de las novedades que vieron la luz en la pasada edición de la IFA de Berlín, la mayor feria internacional de tecnología de consumo junto al Mobile World Congress de Barcelona y el CES de Las Vegas.

Un total de 159.000 metros cuadrados de hedonismo tecnológico de la mano de gigantes como Amazon, que acudía para promocionar su asistente Alexa, y de fabricantes menos conocidos, como el desarrollador de software Freenet. Ninguno quiso perderse el encuentro, que tuvo lugar entre el 1 y el 6 de septiembre en la capital alemana y congregó a 1.805 expositores de 54 países. Ello supone un 50% más de profesionales extranjeros que el año anterior, lo que augura una temporada de éxitos.

«La IFA se centra en las innovaciones actuales, en lo que estará en las estanterías estas Navidades», explica Christian Göke, el director ejecutivo de la organizadora Messe Berlin, que en esta edición dedicó un pabellón entero al hogar inteligente. Desde el control del riego o los termostatos a distancia, hasta el encendido de luces de forma automática cuando uno entra en casa, pasando por los productos más inverosímiles, como la primera sombrilla que se mueve con el sol y funciona con energía solar.

Todos estos dispositivos nacen de la convergencia entre el Internet de las Cosas (IoT), la interconectividad y la aplicación de técnicas de inteligencia artificial (AI), y buscan controlar la respuesta de los aparatos a determinados comandos, para automatizar así las tareas rutinarias del hogar. Un importante nicho de mercado también en España, donde la demanda ha crecido en los últimos años debido a la rebaja de los precios, pese a no alcanzar aún el nivel de vecinos como Francia o Italia.

«La IFA mantiene su posición de liderazgo en el ámbito de los electrodomésticos», subrayó Reinhard Zinkann, jefe de la Asociación Alemana de la Industria Electrónica ZVEI. En la misma línea, otra gran tendencia fueron los televisores ultraplanos. Con The Frame (El marco), la coreana Samsung ha creado un aparato que, cuando está apagado, exhibe motivos pictóricos o fotográficos en lugar de la habitual pantalla en negro.

Los relojes inteligentes que registran las constantes vitales y la práctica de ejercicio exploran nuevos horizontes. El consejero delegado de Fitbit, James Park, anunció que su marca emplea ya la inmensa base de datos que ha recopilado gracias a sus pulseras y relojes para detectar cardiopatías, enfermedades crónicas y de estrés, al igual que trastornos del sueño, con resultados alentadores.

Sony Xperia XZ1

No obstante, el producto estrella de esta IFA fue sin duda el teléfono inteligente. Con el objetivo de hacerles la competencia a Samsung y Apple, que acaban de sacar sus nuevos modelos, la japonesa Sony estrenó el XZ1 y el XZ1 Compact. Las dos piezas de su gama alta Xperia incorporan por primera vez el sistema operativo Android 8.0 y el 3D creator, un software que permite escanear en tres dimensiones con la cámara y usar el resultado para crear imágenes o incluso imprimir en 3D.

Huawei sorprendió con el procesador Kirin 970, el primero capaz de soportar inteligencia artificial en el propio teléfono móvil. Algo que solo ha sido posible mediante un intenso trabajo de miniaturización, aseguró el consejero delegado de Huawei, Richard Yu. El broche de oro para una IFA que cerró sus puertas con récord de visitantes y volumen de negocio, al superar los 4.700 millones. Una muestra más de que el sector experimenta un alza sin precedentes.

Votación
0 votos

El hogar inteligente ha llegado