Alcalde y arquitecto con un «click»

Construir y gestionar la ciudad de tus sueños es posible. No solo en la tierra, también en el espacio. Los «city builders» son un género que llama la atención y atrapa al jugador durante horas. ¿Cómo crear un mundo ideal? Es una buena pregunta, y, aunque la respuesta no llegue a descubrirse, la diversión está asegurada.

.

Cities: Skyline. Un referente sin competencia

«Cities: Skyline» vio la luz a principios del 2015, y dos años después cuesta encontrar un título similar que realmente pueda competir de tú a tú. Su llegada supuso una innovación para el género y continuó de manera formidable el camino forjado por otras franquicias similares. En esta magnífica obra de Paradox Interactive es más fácil explicar qué no hacer, que qué hacer. La gestión de los recursos va desde el básico uso de la energía eléctrica (¿apostar por las renovables o los combustibles fósiles?) hasta la profunda e importantísima gestión del tráfico de las urbes. En medio quedan las subidas de impuestos, la división por distritos o barrios y la adicción que supone controlar todas y cada una de las problemáticas de una ciudad. Gráficamente es un título sólido y que además, en PC, cuenta con la apertura a la comunidad «modder», lo que permite que los jugadores pueden diseñar nuevos edificios o mobiliario urbano para el juego. Con tiempo y planificación todo es posible, lo que lo hace un título exigente para el que más tiempo tenga, y muy agradable para el jugador más casual.

Planetbase. A a la conquista del espacio

Mucho más sencillo en su planteamiento que otros simuladores del género, el título de Madruga Works esconde una complejidad basada en la dificultad del ensayo y error. Tiene limitaciones y carece de excesiva profundidad, pero esos puntos juegan a su favor para atraer a jugadores que no quieran romperse excesivamente la cabeza a la hora de lograr que su colonia espacial funcione. Una tarea nada fácil, pues el espacio es un entorno hostil y nos lo recordará con lluvias de meteoritos y fuertes tormentas eléctricas. Los fallos en cadena ocurren y esa es la esencia de «Planetbase», solucionar lo más rápido los errores o la colonia espacial estará irremisiblemente condenada a su destrucción.

No bastará solo un intento para dominar el juego, ni tres ni cuatro, pero la experiencia es un grado y poco a poco uno entenderá el funcionamiento y las ventajas de las construcciones que elija crear, y la importancia del orden en cada decisión. Planificación pura y dura. Construir una colonia espacial es una cosa más de cabeza que de músculo, así que no, no lucharemos contra «aliens», sólo contra las inclemencias del vacío espacial, que no son pocas.

Cities: Skyline DLCs. Expansiones que se reconvierten en videojuegos

Tras su lanzamiento ya se sabía que el título de Paradox Interactive contaría con diferentes expansiones y contenido descargable de pago. Al igual que el original, el estudio suele mimar todas y cada una de las nuevas piezas que permiten ampliar la experiencia ya de por sí positiva de «Cities». Más de diez DLCs han sido creados y puestos a la venta, y a excepción del último, Concerts (debido a su precio y su raquítico contenido), el resto han tenido una acogida abrumadora y que enriquece la experiencia y añade nuevos retos para las urbes. Con After Dark, la IA de la ciudad mejora sustancialmente. Los ciudadanos cambian su ciclo vital según haya luz o no, lo que implica una gestión más cuidada por parte del usuario. Nace el ocio nocturno, así como el turismo festivo. En Snowfall el frío y el invierno se hacen notar. Dentro de Natural disasters se incluyen terremotos, tormentas, tsunamis, incendios forestales, tornados, simas y meteoritos. Toca lidiar con ellos y crear planes de evacuación y rescate.

Los Sims. Todo comenzó con una simple casa

Aunque los más jóvenes ya no lo recuerden, en su día «Los Sims» supuso una auténtica revolución a la hora de entender el entretenimiento delante de una pantalla. El mero objetivo de «jugar a ser Dios» y controlar la felicidad y la construcción de una casa comenzó el género de simulación social que posteriormente derivó en los «city builders», y en los que el apellido Sims continuó siendo un referente. Hasta la llegada de «Cities: Skyline», los SimCity fueron la bandera de un género que se ganó una buena cantidad de adeptos y acabó por confirmarse como propio. El lenguaje que creó Will Wright dentro de la industria del videojuego es propio y complejo, y algunos de sus símbolos, como el romboide verde sobre un personaje, son reconocidos en todo el globo. Al fin y al cabo, es la franquicia de PC más vendida de la historia. Desde su primer lanzamiento en el año 2000 han sido editadas más de cien experiencias relacionadas con el mundo Sim, entre juegos originales, «spin-offs» y expansiones.

Votación
0 votos

Alcalde y arquitecto con un «click»