Wiko WIM: doble cámara europea

Desarrollado en Francia, el nuevo Wiko WIM pone el foco en la tecnología fotográfica con varias prestaciones que se salen de lo corriente. Es un móvil de gama media avanzada, que se presenta en dos versiones con distinto tamaño de pantalla.

.

Redacción / La Voz

Es una de esas marcas que cada vez ocupan más espacio en las tiendas especializadas, pero que no conseguimos asociar con las firmas habituales del este asiático. Wiko, dedicada en exclusiva a al desarrollo de móviles, nació en Marsella en el 2011 y actualmente cuenta con 15 millones de usuarios. Está presente en más de 30 países y ocupa el top 5 de fabricantes en Francia, Italia, Bélgica, España y Portugal. El año pasado vendió 10 millones de teléfonos, lo que significa un dispositivo cada cuatro segundos.

Wiko acaba de presentar el modelo WIM, su smartphone con más prestaciones y que busca potenciar la experiencia fotográfica, para lo cual ha trabajado conjuntamente con compañías expertas de la industria como DxO, Vidhance y Qualcomm. Posee una cámara principal dual de 13 Mpx con flash LED dual tone y apertura f/2.0. Sus sensores Sony RGB y monocromo permiten que una lente recoja los colores y la otra, los tonos blancos y negros. A continuación, se combinan los resultados para obtener la mayor nitidez y calidad posibles. La cámara, además, incorpora un filtro óptico azul para mejorar la captura lumínica y reducir el efecto fantasma.

La aportación de Qualcomm se resume en Spectra ISP, un procesador de señal de imagen que utiliza un algoritmo computacional para ambas cámaras con el objetivo de mejorar la nitidez y reducir el ruido de la imagen.

El modo Artistic Blur posibilita añadir sensación de profundidad y dimensión desenfocando intencionadamente áreas en el fondo y enfocando al sujeto protagonista de la foto, o a la inversa. También incluye un modo específico de fotos en blanco y negro puros, otro profesional y live filters. Activando el formato RAW se pueden ajustar diferentes elementos ?exposición, balance de blancos, etc.? de forma manual.

En cuanto al vídeo, graba en calidad 4K y 30 fps e incorpora un sistema de estabilización desarrollado por la compañía sueca Vidhance, que permite hacer tomas en movimiento con la máxima definición. También cuenta con un sistema inteligente que hace zoom en un sujeto y lo sigue.

El WIM, con una pantalla de 5,5 pulgadas Full HD con tecnología AMOLED y densidad de 401 ppi (puntos por pulgada) tiene un precio de 449 euros. Hay una versión Lite, con pantalla de 5 pulgadas y algo más ligero (149 gramos frente a 160) que cuesta 229 euros. Tiene menos RAM (3 GB), batería y la mitad de capacidad de almacenamiento (32 GB), pero mantiene el sensor de huellas dactilares y el chip NFC para pago inalámbrico con el móvil.

Votación
0 votos

Wiko WIM: doble cámara europea