Cargadores ¿universales?

En el mes de junio entrará en vigor en la Unión Europea una nueva normativa que obliga a todos los fabricantes de dispositivos móviles a incorporar el conector USB tipo C como única opción. Un sueño para muchos de los que se pierden entre cables, una oportunidad para los fabricantes de accesorios y una pequeña pesadilla para Apple. Polémica asegurada

.

Los dispositivos móviles necesitan muchas recargas y por tanto alimentación eléctrica a través de cables. Los fabricantes, también en este sector de la telefonía móvil, no han querido atarse a ningún estándar y es el usuario final el que sufre las consecuencias. Si tenemos en casa un smartphone, una tableta o un portátil conocemos la sensación de dependencia de los cargadores, los cables y las baterías. Lo que viene no conseguirá que esto se termine, pero puede ayudar a paliar el dolor.

Lo que viene es un conector único para todos los dispositivos móviles. El microUSB es el estándar más extendido en la actualidad, ya que es el que utilizan la mayor parte de equipos con sistema operativo Android y, solo con saber que más del 80% de los dispositivos vendidos en el 2016 lo llevan, ya podemos imaginar el camino recorrido. Sin embargo, no es este el elegido para convertirse en el obligatorio. El USB tipo C, que utiliza el estándar USB 3.1, es el conector más moderno y que ofrece a priori más ventajas por su gran capacidad de transmisión de datos y circulación de energía eléctrica.

La potencia y la velocidad del conector USB tipo C permiten que transmita hasta 10 Gbit/s y soporte 20 voltios a 5 amperios. En su interior se encuentran 24 conexiones, seis veces más que las que incluyen los USB de tipo A o B, y así puede ofrecer la ventaja de mayor límite de intensidad de corriente eléctrica y de velocidad de transmisión de datos. Otra de sus grandes ventajas frente a los conectores microUSB es que es totalmente reversible, de forma que lo puedes conectar a tu teléfono sin necesidad de mirar el sentido en el que lo enchufas. Un pequeño detalle que hace la vida más sencilla a los usuarios.

Está claro que con estas capacidades el cable tiene que ser diferente a los anteriores, más consistente, mejor armado y por tanto también tendremos que aumentar la precaución cuando tengamos que comprara un cable nuevo de sustitución. La recomendación es no ir a los más económicos y que no estén totalmente certificados y, por supuesto, si es posible, utilizar el que viene con el dispositivo.

Otra de las cuestiones que serán interesantes ver en su evolución es la de la capacidad de las baterías de estos dispositivos. En estos momentos, cuanto más grande mejor, sin duda, pero ya que este nuevo estándar de carga promete velocidades de carga más altas, podríamos estar ante un punto de inflexión en la carrera de los mAh. Más cargas rápidas de forma más frecuente, frente a la típica larga carga nocturna que muchos estamos acostumbrados a proporcionar a nuestros smartphones. No es fácil elegir, ¿verdad?

Los fabricantes de accesorios se frotan las manos cada vez que aparece una nueva normativa y con el USB tipo C por supuesto ya empiezan a aparecer especialistas en cables de todo tipo, bases de carga que los incorporan y toda clase de elementos para complementar al dispositivo. El parque de dispositivos móviles con conector microUSB es enorme y los que tienen varios dispositivos con diferentes tipos de conexión temen el cambio. Sin duda habrá una época de convivencia y en la que los adaptadores entre los formatos Lightning, microUSB y USB-C serán los reyes.

¿Qué hará Apple?

Una oportunidad comercial que no se sabe cómo afrontará Apple, conocido por trabajar con sus propios conectores: el de 30 pines y ahora el Lightning, que lejos de eliminar en favor de algún tipo de USB ha puesto a trabajar con los auriculares en la última versión del iPhone, eliminando eso sí el jack estéreo que sí es (o quizá era) un estándar. Apple está incluyendo USB tipo C en las últimas versiones de su ordenador portátil MacBook y su gestor de contenido multimedia Apple TV, pero no el del iPhone. Puede que sea el próximo en recibir este conector o puede que se deshagan de él para pasarse a la carga inalámbrica; o quizá, como han hecho con los auriculares con conector Lightning, incluyan un adaptador más en su minimalista caja.

Votación
2 votos
Comentarios

Cargadores ¿universales?