Las Vegas ya marca las tendencias del automóvil

Por Juan Ares

EXTRAVOZ ON

-

El CES de Las Vegas es la feria de tecnología más importante del mundo y la electrónica juega un papel principal en el automóvil actual, lo que propicia que este salón americano se adelante lo que va a llegar en los próximos meses.

22 ene 2023 . Actualizado a las 05:00 h.

El otrora todopoderoso Salón del Automóvil de Detroit se ha difuminado en importancia, igual que otros salones del automóvil como Ginebra o París, al tiempo que crece el impacto de todo lo que se presenta en Las Vegas, donde la industria del automóvil empieza a ser protagonista también junto a los móviles, las tabletas o las pantallas de televisión.

-

Como Las Vegas es una feria de electrónica, allí no se presentan nuevos modelos, sino tendencias e innovaciones que marcarán el futuro del automóvil. Y este año un ejemplo de ello ha sido el BMW Vision Dee (de Digital Emotional Experience) que es un concept car donde se juega con una carrocería de sedán dividida en 240 partes diferentes que pueden cambiar individualmente de color, una particularidad en la que la marca alemana ya había insistido el año anterior en Las Vegas. Pero el Vision Dee de BMW también tiene novedades tecnológicas en su interior, como es el head up display (proyector de datos en el parabrisas), un sistema muy generalizado ya en los coches actuales pero que en este caso se lleva al extremo por parte de BMW al emplear toda la superficie del parabrisas. Es más, sustituye a las habituales pantallas digitales de instrumentos o de entretenimiento. Todo se proyecta sobre el parabrisas.

STELLANTIS, AL ATAQUE

Carlos Tavares, presidente y director ejecutivo de la compañía Stellantis, acudió a Las Vegas a demostrar que para el grupo, que integra también marcas americanas como Jeep, Dodge o RAM, el mercado americano es muy importante. Sobre todo si se confirma que quieren entrar con la marca Peugeot en este mercado. Así parece tras ver cómo el gran protagonista de Stellantis en Las Vegas fue el Peugeot Inception, un concept car que se recrea en las líneas de algunos modelos del pasado para apuntar a lo que puede ser la estética del futuro en la marca. Pero también el Inception quiso ser un escaparate de la tecnología que Peugeot prepara para la próxima década. El Inception es un concept de cinco metros de longitud que muestra ya la versión más larga de las nuevas plataformas eléctricas STLA que se utilizarán en los próximos años. Unas plataformas que permitirán emplear nuevas tecnologías de 800 voltios y baterías de 100 kWh, más avanzadas que las actuales tanto en potencias como en tiempos de recarga. De hecho, ya se habla de 800 kilómetros sin parar, una cifra que hoy parece impensable. La lucha por reducir los consumos de los motores eléctricos del automóvil también es una constante y Peugeot anuncia 12,5 kWh/100 km, muy reducido.

Ademas, el Inception incorpora una dirección electrónica, sin unión mecánica entre el volante y las ruedas. Volantes que, por cierto, ya abandonan el formato circular para parecerse a los mandos de los aviones, algo en lo que Peugeot ha sido pionero con la invención del i-Cockpit.

-

Stellantis debuta en la tierra de las «pick-up»

En Las Vegas no se puede hablar de automóviles sin hacerlo de pick-up, los modelos más vendidos del mercado americano y símbolos de la América rural.

Dentro del grupo Stellantis existe una marca conocida por sus pick-up, como es el caso de RAM, y por eso aprovecharon el tirón del CES para presentar su modelo 1500 Revolution BEV, por supuesto eléctrico, con más de 400 caballos, con tecnología de 800 voltios, suspensión neumática, dirección a las cuatro ruedas, cabina doble y una caja para carga que puede ser extensible.

Junto a la pick-up de RAM, Stellantis también presentó una nueva versión del Dodge Charger Daytona, un histórico deportivo a la americana.

-

VOLKSWAGEN ID7

En Las Vegas, la ciudad de los neones, encontró Volkswagen el escenario ideal para presentar su futuro ID7, la berlina eléctrica más grande (4,94 metros) de su gama de cero emisiones. En el CES le hizo la competencia al BMW Dee con una pintura conductora de electricidad, con diferentes áreas, que también le permite cambiar de color.

El ID7 llegará al mercado este verano con una gran batería de 93 kWh con la que, en teoría, podría rodar hasta 700 kilómetros sin repostar.

En su interior destaca una gran pantalla central de 15 pulgadas y un avanzado sistema de climatización personalizado.

Y tampoco en Las Vegas podían faltar los concept aéreos de las marcas de automóvil, que ya no solo quieren transportar pasajeros por tierra en el país de los aviones privados por antonomasia.