Así serán los coches familiares del futuro

Por Juan Torrón

EXTRAVOZ ON

-

Citroën ha traído a España el «concept car» denominado OLI. Un vehículo totalmente eléctrico que trazará las futuras líneas que seguirán los coches familiares de las próximas décadas, según la marca francesa.

11 dic 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Citroën siempre se ha caracterizado por ser una marca atrevida tanto en diseño como en tecnología. Hoy en Citroën quieren dar un paso más y avanzar como serán los coches familiares del futuro bajo el diseño del concept car denominado OLI. Se trata de un laboratorio de ideas. Su diseño recuerda los trazos de un pequeño AMI y la robustez de un Hummer.

El objetivo es romper con la idea de que un vehículo grande y familiar tiene que ser pesado, complejo y caro. Los ingenieros y diseñadores han trabajado de la mano apoyándose en las ideas con las que nació el Cactus, ya en el 2007, cuando aún era concept car y también con la idea global del pequeño AMI que busca el transporte fácil, divertido y económico.

Alargar la vida útil y optimizar el peso del vehículo son dos ideas claves que se logran con la utilización de materiales reciclables. Así, el OLI ha logrado subirse a la báscula y marcar un peso por debajo de los 1.000 kilos, y eso que se trata de un eléctrico, con el consiguiente peso extra que aportan las baterías. Su consumo, dice la marca, es de solo 10 kWh, lo que le permite alcanzar una autonomía de 400 kilómetros y una velocidad máxima de 110 kilómetros por hora. Donde se ha puesto mucho interés al desarrollar el coche ha sido en la carga rápida de las baterías, que pueden pasar del 23 al 80 por ciento en tan solo 23 minutos.

Exteriormente, elementos como las puertas delanteras, los paragolpes y las molduras de protección son idénticos y están realizados en materiales de peso reducido. Esta estrategia tiene el mejor ejemplo en los paneles planos, realizados en cartón de nido de abeja, ubicados en el capó, el techo y la zona de carga. Las llantas mezclan acero y aluminio y equipan neumáticos sostenibles e inteligentes Goodyear Eagle Go. En su interior, los asientos recuerdan a las sillas de oficina, mientras que el suelo del coche se puede lavar fácilmente. La línea del salpicadero está provista de numerosas conexiones para poder cargar cualquier elemento.

«Con este concept car, Citroën vuelve a marcar el futuro del automóvil con un vehículo que, lejos de ser un simple ejercicio de estilo, abre la senda a innovaciones pensadas para solucionar los problemas del día a día», declara Vincent Cobeé, director general de la marca.

Inspirado en el Cactus y el AMI, este modelo marca las futuras líneas de los coches de bajo peso