El Peugeot 408 cambia el paso

Por Juan Ares

EXTRAVOZ ON

-

Cuando vemos el 408, el nuevo modelo de Peugeot, no sabemos muy bien si se trata de un familiar con aspecto cupé o de un SUV rebajado. O puede que simplemente se trate de un nuevo estilo de carrocería alternativa. Tal vez, el principio de una nueva era.

11 dic 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Hablamos de un modelo que está en la parte alta del segmento de los compactos, con sus 4,69 metros de longitud, por encima del 308 y el 3008 y por debajo del 508 en la gama de Peugeot. Por su altura libre al suelo y sus enormes llantas de 20 pulgadas puede parecer a simple vista un SUV, pero su silueta cupé y su altura de 1,48 metros apunta más hacia un familiar con una trasera cupé que culmina en un portón. En Peugeot no esconden que buscan una alternativa nueva y diferente a los SUV tan en boga. La ausencia de tracción total y su ligereza, alrededor de 1.400 kilos, confirman esta apuesta.

A nivel estético es muy atractivo, con formas felinas, numerosos perfiles en su carrocería y una parrilla pintada en el mismo color que el coche. En su interior destaca sobre todo el espacio en las plazas traseras, con 18 centímetros libres para las rodillas de los pasajeros, sin mermar un maletero que es de 536 litros de capacidad. Por supuesto goza del celebrado i-Cockpit de la marca y un tablero de instrumentos digital con aspecto 3D muy atractivo.

Gracias a sus seis cámaras y nueve radares dispone de muchas ayudas a la conducción, como el regulador de velocidad de crucero adaptativo con arranque y parada autónoma, o el sistema de visión nocturna, entre otros.

A nivel de motorizaciones, de momento contará con dos variantes híbridas enchufables de 180 y 225 caballos de potencia, así como una versión básica de gasolina con 130 caballos, en todos los casos con la eficaz caja de cambios automática EAT8.

En la toma de contacto que tuvimos con el Peugeot 408 híbrido enchufable, en su versión más alta de 225 caballos, nos encontramos con una sensación de silencio, aplomo, comodidad y sobre todo un carácter prestacional que le permite desenvolverse bien en curvas de montaña o también en autopista. Se nota en su conducción la gran distancia entre ejes que tiene, de 2,78 metros, que lo hacen muy preciso y fácil de llevar. Quizá una dirección un poco menos asistida se agradecería, sobre todo cuando ponemos el modo de conducción sport. Los precios más bajos de este Peugeot 408 parten de los 33.850 euros de la versión gasolina de 130 caballos, que, si aplicamos descuentos y financiación, se quedan en 27.149 euros, aunque a la marca le parece mejor ofrecerlo con cuotas mensuales desde 388 euros.

Solo se ofrece con dos acabados de equipamiento alto, el Allure y el GT