El Mini Cooper S, de negro

Por Juan Ares

EXTRAVOZ ON

-

El Mini Cooper S es uno de los coches con más personalidad en el segmento de los modelos pequeños. Es fácilmente reconocible en medio de la jungla urbana y ahora más todavía con su versión Resolute Edition en color Enigmatic Black. Personalidad por encima de todo.

11 dic 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Vamos a contar primero que el Mini Cooper S con su tradicional carrocería pequeña alberga bajo su capó un motor de gasolina de cuatro cilindros con dos litros de cubicaje, tecnología Twin Power Turbo y 178 caballos de potencia, manejados desde una caja manual de seis velocidades o una caja automática Steptronic de siete con doble embrague.

Pero esta versión se diferenciará mucho por el llamativo color Enigmatic Black, que destaca más el contorno de sus faros, las luces traseras y la parrilla del radiador, al margen de ser muy reconocible por las franjas que recorren su capó en color Resolute Bronze con la inscripción Resolute a la vista.

A los que no les convenza el negro, pueden decantarse por una opción verde inglés que le sienta muy bien.

La versión S del Mini Cooper brinda buenas sensaciones porque acelera de 0 a 100 km/h. en 6,8 segundos y alcanza una velocidad máxima de 235 km/h. Al mismo tiempo, sus consumos se anuncian con un 6,2 litros a los 100, que nos parecen muy optimistas.

Al tratarse de una edición muy limitada, su interior también está muy cuidado, con asientos deportivos de tela y cuero, volante de cuero napa y un paquete de luces led interiores muy llamativo.

Para ayudar al conductor se incluye en este modelo el Mini Driving Assistant, que mejora la seguridad y confort, como es el caso del control de crucero activo. También cuenta con modos de conducción que cambian respuesta del motor y la suspensión.