Mercedes SL, un icono con herencia de F1

Por Juan Ares

EXTRAVOZ ON

-

El Mercedes SL es uno de los mitos históricos entre los roadster, es decir, biplazas descapotables. Ahora, la última versión del SL lanza un motor dotado de turbocompresor eléctrico inspirado en los F1 de la marca.

24 abr 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Decir Mercedes SL es mentar el glamur, la clase y la deportividad que siempre han tenido los descapotables deportivos de la marca alemana, que llevan setenta años en el mercado.

El nuevo SL, con capota de lona, mide 4,70 metros de largo y ahora Mercedes-AMG, tras lanzar dos variantes con motor V8, saca al mercado este SL 43, una versión básica, con motor gasolina de cuatro cilindros, de dos litros, que dispone de un turbocompresor eléctrico que hereda la tecnología del equipo de Fórmula 1 Mercedes AMG Petronas. Este turbo es accionado por la red híbrida de 48 voltios. La potencia que entrega el propulsor es de 381 caballos, aplicados al eje trasero. Con un cambio AMG Speedshift MCT 9G, combina prestaciones y consumos razonables, acelerando de 0 a 100 km/h en solo 4,9 segundos y con una velocidad máxima de 275 km/h. Los consumos homologados por Mercedes hablan de entre 8,9 y 9,4 litros a los 100 kilómetros.

Un diferencial autoblocante AMG aplicado al eje trasero, con regulación electrónica, distribuye la fuerza a las ruedas con precisión en las curvas. Además, el conductor puede pulsar el botón Race colocado en el volante para conseguir prestaciones adicionales instantáneas. La altura del chasis, rebajada diez milímetros, y las pinzas de freno AMG amarillas acrecientan su dinamismo