DS 4 E-TENSE: elegante y diferente

Por Javier Armesto

EXTRAVOZ ON

-

Exclusividad, un diseño vanguardista y un interior con materiales de calidad es lo que propone el nuevo DS 4, que ofrece además un maletero generoso y varias motorizaciones. Nosotros hemos probado el tope de gama: un híbrido enchufable de 225 caballos.

20 mar 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

El DS 4 mide 4,40 metros de largo, así que es un tres volúmenes más bien compacto que va a pelear en la liga del Mercedes Clase A o el Audi A3. Frente a ellos luce un diseño exterior muy trabajado, con una gran parrilla frontal, faros y pilotos rasgados y numerosos pliegues en la carrocería que le aportan mucha deportividad sin perder la elegancia. Para entrar, basta con acercarse y los tiradores enrasados en la carrocería salen hacia fuera automáticamente. El interior es muy envolvente y cálido, con unos asientos de piel auténtica que sujetan bien en la banqueta y un poco menos en el respaldo. Son calefactados y ventilados y cuentan con varios modos de masaje.

El salpicadero, de líneas muy limpias, está presidido por una pantalla multifunción de 10 pulgadas. En la consola central hay otro panel táctil más pequeño, que funciona como un touchpad para navegar por algunos menús y también permite introducir direcciones escribiendo con el dedo. El cuadro de instrumentos se complementa con un head up display con gráficos en 3D y donde podemos consultar la información del ordenador de a bordo, todo proyectado en el parabrisas.

El cuero recubre buena parte del salpicadero, la consola central, el interior de las puertas y el volante, y hay inserciones de madera de fresno. Los mandos juegan con triángulos y rombos, una de las señas de identidad de la marca DS.