Tráfico ya nos vigila a vista de dron

Por José Manuel Pan

EXTRAVOZ ON

La DGT apuesta por el uso de drones para controlar las carreteras este verano. Pueden operar a 120 metros de altura y disponen de potentes cámaras para captar las maniobras de riesgo al volante.

18 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

D etectar las conductas temerarias al volante y vigilar el tráfico en los tramos identificados como de alto riesgo por su elevado número de accidentes. Ese es el objetivo que la Dirección General de Tráfico se ha marcado con la implantación de drones para el control de la circulación y de las infracciones en carretera. La utilización generalizada de drones es la principal novedad que presenta la DGT para el control de las carreteras en los dispositivos especiales previstos para este verano. Tráfico ha distribuido 39 aeronaves no tripuladas por toda España, de forma que contarán con ese tipo de aparatos las comunidades en las que la DGT tiene bases aéreas. Ese es el caso de Galicia, que dispondrá de dos drones que tendrán su centro de operaciones en el aeropuerto de Alvedro, donde se encuentra la base del helicóptero Pegasus, que cubre las carreteras de Galicia y parte del noroeste.

ASÍ FUNCIONAN

Del manejo de los controles de vuelo se encarga uno de los 35 pilotos que la DGT ha formado para este cometido en la unidad de helicópteros, que está acreditada como organización de entrenamiento para el pilotaje de drones. Otro técnico, también entrenado especialmente, es el que tiene a su cargo las operaciones con las cámaras de la aeronave. Ambas funciones pueden ser desarrolladas por personal de la DGT o por agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil.

DEL AIRE A LA CARRETERA

Las infracciones captadas por los drones de Tráfico podrán ser notificadas en la propia carretera por un guardia civil o comunicadas posteriormente, como ocurre con las denuncias de radares fijos. En cualquier caso, las notificaciones incluirán el fotograma que evidencia la infracción cometida.

A 120 METROS DE ALTURA

Los drones de la DGT pueden operar a alturas de 120 metros y sus hélices les permiten alcanzar velocidades de hasta 80 kilómetros por hora. Tienen una autonomía de 40 minutos y el rango de acción de sus potentes cámaras permite una visualización de entre uno y dos kilómetros de distancia. Tráfico señala que los drones observarán comportamientos irregulares de los conductores, en especial en las carreteras convencionales. Pero también advierte que son unos buenos aliados para vigilar el uso de los teléfonos móviles al volante.