Toyota Highlander: la lógica y la calma japonesas

Por Javier Armesto

EXTRAVOZ ON

TOYOTA

Este gigante de casi cinco metros y siete plazas se mueve con ligereza gracias a su motor híbrido de 247 caballos, no tiene que preocuparse de enchufes y su autonomía supera los 900 kilómetros.

16 may 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Mientras el resto de fabricantes se enfrascan en una carrera por los vehículos enchufables -cien por cien eléctricos o PHEV-, Toyota mantiene su apuesta por los híbridos, que ofrecen lo mejor de dos mundos: el de los motores de combustión y el de las baterías de iones de litio. Con la precaria red de electrolineras existente en España, un coche como el nuevo Toyota Highlander cobra más sentido que nunca: no tenemos que preocuparnos de encontrar un enchufe porque su batería se recarga sola con las deceleraciones y frenadas; y con más de 900 kilómetros de autonomía -tiene un depósito de gasolina de 65 litros y declara un consumo combinado WLTP de 7 litros a los cien que se acerca mucho a la realidad- podemos cruzar la Península de punta a punta sin parar para repostar.

TOYOTA

El Highlander mide 4,96 metros de largo y cuenta con siete plazas en tres filas. Las dos últimas se ocultan en el maletero, que cuando están plegadas ofrece 579 litros de capacidad (268 litros con todas operativas). Los asientos de la segunda fila se mueven sobre raíles -y también se puede inclinar el respaldo-, permitiendo jugar con el espacio de carga o hacer sitio a los pies de los ocupantes de la tercera fila.

La combinación del motor térmico (190 CV y cuatro cilindros) y dos eléctricos (delantero de 182 CV y trasero de 54 CV) ofrece una potencia conjunta de 247 caballos, impulsando el coche con facilidad, como si sus 2.000 kilos de peso fueran muchos menos. Acelera de 0 a 100 en 8,3 segundos con un suave bramido y en curva no balancea, gracias a su gran distancia entre ejes y a una altura de la carrocería que no es excesiva. La suspensión amortigua muy bien, por lo que podemos circular por firmes irregulares con comodidad. La tracción total y una altura al suelo de 20 centímetros (y 40 centímetros de vadeo) le dan ciertas aptitudes off-road, y dispone de una función Trail que simula la acción de un bloqueo de diferencial.

TOYOTA

En ciudad y alrededores se mueve en modo eléctrico en tramos cortos, lo que reduce notablemente el consumo. Un coche lógico, amplio y con un habitáculo espacioso y bien acabado, con el que Toyota mantiene la calma mientras prepara su generación de eléctricos bZ, que además tendrán un sistema auxiliar de carga solar.

TOYOTA