Audi e-tron GT: Gran Turismo eléctrico

Por Juan Ares

EXTRAVOZ ON

www.mikelprieto.com

Audi roza el virtuosismo en el diseño de su primer deportivo eléctrico, este e-tron GT que hace volver las cabezas a su paso. Es, además, un coche temperamental, con prestaciones deportivas, con 476 caballos y todavía más en la versión RS, de 598. La autonomía es de 487 kilómetros.

16 may 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Tuvimos la ocasión de ponernos al volante de este e-tron GT, que es primo del Porsche Taycan, pero que frente a él exhibe un diseño más redondo y una conducción más cómoda, apelando a su apellido GT.

Estéticamente nos ha parecido muy acertado, sobre todo en su trasera cupé con anchos pasos de rueda en el eje posterior. Y por dentro es un Audi de gama alta, con todo lo que eso implica a nivel de lujo, confort y equipamiento.

El e-tron GT es un coche eléctrico de tracción total, un motor en cada eje, y en la versión RS acelera de 0 a 100 km/h en solo 3,3 segundos. Brutal.

El silencio de los eléctricos se ve sustituido aquí por un equipo de sonido digital que reproduce un ruido semejante a las versiones gasolina, con altavoces exteriores e interior.

Las sensaciones son enérgicas, pero algo menos radicales que en el Taycan, sobre todo por la asistencia de su dirección, que lo hace más fácil de llevar. Su batería tiene una capacidad de 85 kWh que permite alcanzar una autonomía de 487 kilómetros, y gracias a su tecnología de 800 voltios facilita cargas rápidas de corriente continua con la que recupera cien kilómetros de autonomía con solo cargar durante cinco minutos. Por supuesto, requiere para ello cuatro circuitos de refrigeración.

El chasis del e-tron GT es un equilibrio entre deportividad y confort, como hemos dicho. Posee cuatro modos de conducción y tanto el control de amortiguación como el bloqueo de diferencial en el eje trasero son de serie. En el RS el diferencial incorpora un embrague electrónico y una suspensión neumática. Lo más delicado en este coche quizás sea encontrarle el punto a la frenada. Requiere de un uso intensivo del pedal, ya que las levas del volante sirven sobre todo para recuperar energía.

Con 4,99 metros de largo, 1,96 de ancho y solo 1,41 metros de altura, el e-tron GT tiene un aspecto de coche pegado al suelo, sensación que se confirma en marcha, con reacciones muy nobles y neutras. La electrónica, en esto, cumple su trabajo.

Lleva faros HD Matrix LED en la versión RS y opcionales en el GT Quattro. En el interior, un volante achatado y una instrumentación inclinada hacia el conductor arropan a este en todo momento. Los asientos deportivos son un prodigio de sujeción y además le dan la sensación de ir muy pegados al suelo.

El e-tron GT ya está a la venta, con etiqueta cero, desde 104.290 euros, y 143.420 euros para la versión RS.