Robert Opron: por delante de su tiempo

Por Ignacio Ferreiro González

EXTRAVOZ ON

El pasado 29 de marzo fallecía el magistral diseñador francés Robert Opron, responsable de los modelos más vanguardistas de la industria francesa durante los años 70 y 80.

16 may 2021 . Actualizado a las 14:04 h.

Los problemas económicos de Citroën a mediados de los 70 propiciarían su absorción por Peugeot, poniendo fin a una era en la que los modelos de aquel fabricante destacaban claramente entre la competencia. Las innovaciones técnicas eran marca de la casa, pero la innovación estética llegaría de forma sobresaliente con el DS de 1955, modelado por el genial Flaminio Bertoni. Y en este mítico modelo se escenificaría la sucesión entre el maestro y el que desde 1962 había sido su ayudante: Robert Opron. El fallecimiento de Bertoni en 1964 ponía a Opron a los mandos del diseño de Citroën y le responsabilizaba de la última versión del tiburón, en la que, añadiendo los faros direccionales y carenados, daba aún más fluidez a su escultural silueta. También se encargará Opron de nuevas versiones del Ami, pero pronto comenzarán los diseños propios, materializados en modelos que daban continuidad a aquella línea vanguardista, actualizada ahora a una época marcada por imágenes como la del Concorde, referencia forzosa para un diseñador que había pasado por la industria aeronáutico y sentía pasión por los aviones.

Coeficientes aerodinámicos

El GS de 1970 y el CX de 1974, con coeficientes aerodinámicos inusuales para la época, eran reconocidos con el galardón de Coche del Año en Europa; y el SM, el automóvil con tracción delantera más rápido del momento, se convertía en un modelo codiciado desde su presentación en el Salón del Automóvil de Ginebra de 1970.

La llegada de Peugeot en 1975 supondrá la marcha del diseñador. Se trasladará a Renault, con un campo de acción más limitado, y se encargará de modelos mucho más convencionales, como los R9 y R11 (1981) o el R25 (1983). Pero dejará huellas claras de su talento participando en el rediseño del Alpine A310 (1976), y, especialmente, en el Fuego de 1980, el deportivo desarrollado sobre la base del R18, de ajustadas prestaciones pero con una brillante imagen. Tras su paso por Renault, en 1986 se mudará a Italia para incorporarse a Fiat, responsabilizándose de cuestiones de organización, pero colaborando también en el diseño de modelos como el Alfa Romeo SZ de 1989. A partir de 1990 establece su propio estudio en París, y dos años después asumirá una jubilación que no le impedirá seguir colaborando con empresas del sector, hasta cesar su actividad profesional en el 2001.

Nacido en Amiens en 1932, la condición de militar de su padre le llevaría a pasar su infancia en las colonias francesas en África, para cursar después estudios de pintura, escultura y arquitectura en las escuelas de Bellas Artes de Amiens y París. Profesionalmente, comenzará su andadura como proyectista en una empresa azucarera, pasará por el grupo aeronáutico Nord Aviatión, y en 1958 se incorporará a Simca, época en la que desarrollará el Fulgur, un llamativo proyecto de automóvil del futuro, antes de su fructífero fichaje por Citroën.

ROBERT OPRON DISEÑADOR (1932-2021)