Mini GP: recién llegado de Nürburgring

Tras muchas vueltas exprimiéndolo en el circuito de Nürburgring, Mini le ha dado permiso a su pequeño John Cooper Works GP para saltar a la calle. Nosotros hemos probado esta edición limitada del Mini más potente de la historia, del que solo hay cien en España.


E El Mini GP es el modelo más exclusivo y potente de la firma británica. Se trata de un coche radical preparado para el circuito más que para la carretera. Sus 306 caballos de potencia junto a sus poco más de 1.300 kilos hacen que este Mini te pegue al asiento en el momento de pisar el pedal del acelerador. Es sorprendente cómo un tracción delantera puede parecer integral.

Se trata de un modelo limitado, del que solo se fabricarán 3.000 unidades, de las cuales 100 están destinadas al mercado nacional. Nosotros hemos tenido la oportunidad de probar la unidad número 1.150, cifra que está grabada tanto en los pasos de rueda delanteros como en la tapa de la guantera del copiloto.

En cuanto al diseño exterior debemos destacar que todos los Mini GP son exactamente iguales, ya que no se pueden configurar. Todos llevan los pasos de rueda más anchos que el John Cooper Works de serie con esa trama de plástico y fibra de carbono, todos llevan el mismo alerón a doble altura pintado en color Chilly Red en su interior y la inscripción GP en los laterales, y todos van en el mismo color Racing Grey. Además, tienen una serie de inserciones en color negro como el logo, los aros externos de los faros delanteros o los marcos de las ventanillas. El sistema de escape está formado por una doble salida central de 90 mm cada una que emiten un sonido que te pondrá los pelos de punta.

También son específicas de este modelo las llantas de 18 pulgadas formadas por 4 radios dobles que dejan entrever unos frenos de disco de 360 milímetros en el eje delantero.

Este coche es un vehículo pensado para la competición, en él no hay espacio para extras innecesarios de confort como el acceso sin llave, el head up display o los sensores de aparcamiento, tanto es así que hasta le han sacado los asientos traseros. Estos asientos han sido sustituidos por una barra de torretas en sentido transversal, lo que le otorga una rigidez propia de un coche del DTM alemán.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Mini GP: recién llegado de Nürburgring