Las megapantallas de Mercedes

Con la pantalla Hyperscreen del nuevo EQS, Mercedes pasa por la izquierda a Tesla en cuanto a tamaño de sus paneles digitales, dotados además de inteligencia artificial y capaces de aprender.


En el EQS, cuando usted lleve dos días circulando con él, el coche ya sabrá dónde vive, dónde trabaja o dónde disfruta de su ocio y se adelantará cada vez que encienda el coche sugiriéndole la ruta más despejada sin que usted tenga que decirle nada. Es la inteligencia artificial, que llega al automóvil para hacerle la vida más fácil.

Pero lo más sorprendente es la propuesta de Mercedes en cuanto a tamaño y versatilidad de pantallas: mide un metro y cuarenta centímetros de ancho y tiene forma curva, ocupando la totalidad del tablero. Ofrece tres diferentes líneas de información, una de ellas exclusiva para el copiloto. Detrás de las pantallas hay ocho núcleos de CPU, 24 GB de RAM y 46,4 GB por segundo de ancho de banda.

El sistema MBUX de inteligencia artificial muestra proactivamente las funciones correctas en el momento en el que el conductor o el pasajero las necesitan. El sistema es muy sensitivo y está optimizándose continuamente frente a los cambios y comportamientos del conductor, o de los elementos externos, como el tráfico o la temperatura. El uso de estas pantallas cambiará el interior de los coches del futuro. Ahora mismo ya se nota en los tableros y consolas, que van vaciándose de la mayoría de los mandos que había hace unas décadas, para ventilación, asientos, ventanillas, música o teléfono. Ahora se concentran más en el volante y el resto está en la pantalla central con manejo táctil. Eso mejora el diseño, más diáfano y minimalista como tendencia.

Por supuesto, en la mayoría de funciones ni siquiera hay que buscar el mando, ya que responde órdenes vocales y, como es el caso de Mercedes, el coche ya sabe a dónde va y que temperatura y música le gusta.

«HIPERSCREEN» PARA EL EQS

El tablero del nuevo EQS de Mercedes (141 cm.) está ocupado por la pantalla más grande del mundo equipada en ningún automóvil. Se trata en el fondo de tres pantallas en una, tablero de instrumentos, control de funciones central y, a la derecha, una pantalla para el copiloto. Todo con inteligencia artificial.

EL CLASE C, DIGITALIZADO

La nueva Clase C, la berlina pequeña de la marca, ya ofrece un completo sistema multimedia, dividido en dos pantallas, una tras el volante con relojes digitales y configurables, y otra gran pantalla central, de accionamiento táctil, donde se manejan la climatización, la navegación, la música y el teléfono.

LA INFORMACIÓN VIAJA ATRÁS

En el Maybach Zeppelin del 2009, las plazas traseras ya disfrutaban de un completo servicio multimedia, con pantallas individuales para los dos pasajeros, un lujo en aquellos años, pero que se ha ido generalizando en otros vehículos familiares de la gama Mercedes, dotados de pantallas en los respaldos de los asientos traseros.

REALIDAD AUMENTADA

Mercedes ha sido pionera en incorporar los mapas digitales a la navegación en sus coches y posteriormente añadir cámaras que muestran en la pantalla central la carretera por la que circulamos, y en los cruces o incorporaciones superpone flechas indicando la dirección que debemos tomar.

LA ERA ANALÓGICA

Contemplar hoy en día el tablero de un Mercedes de los años 50 nos retrotrae a una época en la que todavía no se había descubierto ni la música enlatada y solo se disponía de una radio de AM y FM como único sistema de entretenimiento. Y para navegar, un mapa Michelin en la guantera. Por cierto, el ambientador de pino funcionaba bien.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las megapantallas de Mercedes