Tráfico quiere decir adiós a los triángulos

Por el momento, los triángulos de peligro son obligatorios, pero la DGT quiere sustituirlos por un dispositivo que emite destellos de luz amarilla a gran distancia. Ahora pueden compatibilizarse ambos sistemas, pero en el 2024 solo será obligatoria la señal luminosa .


N o será hasta enero del 2024 cuando el dispositivo luminoso de señalización de peligro será obligatorio en los coches, pero lo cierto es que la Dirección General de Tráfico quiere cambiar la forma de advertir de la presencia de vehículos inmovilizados por avería o accidente y propone un cambio en la normativa para eliminar los triángulos de emergencia. El plan es que a partir de enero del 2024 solo sea necesario disponer de una señal luminosa, técnicamente denominada V-16, similar a la que utilizan los vehículos lentos y que emite destellos de luz de color amarillo auto. La DGT ya autorizó mediante una instrucción el uso opcional de esa señal luminosa en casos de inmovilización del vehículo, pero por el momento sigue siendo obligatoria la colocación, también, de los triángulos de emergencia para advertir de un peligro en la carretera.

DESTELLOS DE ALTA VISIBILIDAD

La modificación sobre el uso de los triángulos de peligro se incluye en la reforma de la normativa de auxilio en carretera que la DGT ha elaborado y que está pendiente de tramitación y aprobación. Ahí es donde figura la incorporación de la citada señal luminosa para sustituir a los triángulos de peligro a partir de enero del 2024. La DGT la identifica como un dispositivo de fácil manejo que soluciona el problema de la falta de visibilidad real y efectiva de los vehículos cuando se encuentran en situación de parada en la vía por causa de avería o accidente, ya que supone un grave riesgo para la circulación. El accidente por alcance de vehículos parados es demasiado frecuente y, en muchas ocasiones, termina con resultados graves para sus ocupantes.

SE FIJA AL COCHE

La operatividad de estas señales de advertencia luminosa es muy sencilla. El usuario coloca el dispositivo sobre el techo del coche y este empieza a emitir destellos. Su activación puede ser manual o magnética, al situarlo sobre una superficie metálica. Es este el caso de uno de los sistemas más conocidos, Help-Flash, que además ofrece ahora conexión directa con una central que avisa de la situación del vehículo inmovilizado a la compañía de seguros o a los servicios de emergencia para activar la ayuda de forma inmediata y alertar del peligro. SALIR O NO SALIR DEL COCHE

La nueva normativa plantea que el conductor y los ocupantes de un coche averiado no salgan del vehículo salvo que haya una zona segura alejada de la carretera. Se considera que de esa forma disminuye el riesgo de atropello, en especial en el momento de desplazarse los 50 metros de distancia obligatoria para colocar los triángulos de peligro. Expertos consultados por La Voz ven con agrado la nueva señalización luminosa, pero lamentan que se vayan a suprimir los triángulos, porque advierten que hay situaciones de trazado, como las curvas, en las que es necesario un aviso previo de coche inmovilizado. También dudan de que sea mejor permanecer dentro del coche.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Tráfico quiere decir adiós a los triángulos