Mercedes CLA e 250 Coupé: 6,6 segundos

Mercedes ha lanzado una gran ofensiva con más de veinte modelos eléctricos o híbridos y entre ellos tenemos el CLA e 250. Es un híbrido enchufable con 70 kilómetros de autonomía sin emisiones, más capacidad de carga que el clase A del que deriva y un comportamiento con un punto rácing.

;
Mercedes CLA e 250 Coupé: 6,6 segundos Este híbrido enchufable tiene una aceleración fulgurante y hasta 70 kilómetros de autonomía eléctrica gracias a una batería mayor que la de sus rivales.

El CLA e 250 Coupé es 15 centímetros más largo que el Clase A Sedán y también es más ancho y más bajo, por lo que su aspecto es más deportivo pero sin renunciar a la elegancia característica de las berlinas de la estrella. La línea superior de las ventanillas describe una suave curva y junto a la puerta del maletero inclinada hacia abajo contribuye a darle armonía y equilibrio. Los sistemas de desbloqueo manos libres, una patada para abrir el maletero y una caricia para cerrar las puertas, son una prueba de esa dualidad del coche. 

El interior vuelve a mostrar dos caras: la deportiva, con un volante achatado por abajo, pedales de aluminio y asientos de inspiración baquet delante y detrás; y la refinada, con taloneras iluminadas, ventanillas sin marco y una combinación de materiales que incluye cuero, microfibra, molduras de aluminio y plásticos de diversas texturas y colores. El ajuste es simplemente perfecto.

Los pasajeros de atrás van cómodos, pero no disponen de mucha altura hasta el techo y la plaza central es más incómoda por el elevado túnel central para la transmisión. El maletero tiene 390 litros, 50 menos que las versiones no híbridas porque la batería va situada debajo de la banqueta trasera.

Este CLA tiene un motor de gasolina turboalimentado y de solo 1,3 litros de cilindrada, que rinde 160 caballos, y otro eléctrico que da el equivalente a 102 caballos. La potencia conjunta es de 218 caballos, suficiente para mover el coche con agilidad. Acelera de 0 a 100 en 6,6 segundos y en el modo Sport estira mucho las marchas y tiene un sonido muy adictivo. La caja de cambios es de ocho velocidades y doble embrague.

El tacto de conducción es típico de Mercedes, con una dirección rápida y precisa que parece como si bloqueara la trazada en las curvas, lo que da una tremenda seguridad incluso en mojado. La suspensión es firme y contribuye al comportamiento deportivo.

La batería de 15,6 kW/h proporciona hasta 70 kilómetros de autonomía eléctrica, cuando la mayoría de híbridos enchufables no pasan de los 50. La excelente aerodinámica del coche con un cx de 0,23 hace que el consumo total y las emisiones sean muy bajos. La carga en un enchufe normal puede tardar casi seis horas, mientras que en corriente alterna a 24 kilovatios, la máxima que soporta, puede pasar del 10 al 80 % en 25 minutos.

La velocidad máxima en modo cien por cien eléctrico es de 140 kilómetros por hora. En modo híbrido sigue aprovechando mucho la conducción eléctrica, y hay un modo Individual que permite personalizar dirección, motor y control de estabilidad.

De serie incluye faros led, control activo de cambio involuntario de carril, levas en el volante, control de velocidad de crucero, climatizador y dos cables de carga con sus respectivas bolsas, uno para enchufe convencional y otro para wallbox y estaciones de recarga públicas. Está disponible desde 44.850 euros sin incluir la ayudas del Plan Moves.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Mercedes CLA e 250 Coupé: 6,6 segundos