Tráfico redobla la lucha contra el móvil

El Gobierno acaba de aprobar un paquete de medidas que pretende mejorar el comportamiento de los conductores. Se castigará especialmente el uso del móvil y se reducirán las velocidades máximas en las ciudades. Además, los patinetes eléctricos no podrán circular por las aceras.


Generar un nuevo modelo de seguridad vial alineado con las recomendaciones de la Unión Europea y de la Organización Mundial de la Salud (OMS), «para reducir a la mitad el número de muertos y heridos graves en accidentes de tráfico en los próximos diez años». Ese es el principal objetivo del Gobierno de Pedro Sánchez, que en el Consejo de Ministros del pasado martes aprobó un paquete de medidas y reformas legales dirigidas a aumentar los comportamientos seguros al volante. Entre las novedades destacan las modificaciones introducidas en el anteproyecto de ley que reforma el carné por puntos, que aumenta el castigo por manipular el móvil mientras se conduce y por no llevar bien abrochados el cinturón de seguridad, en el coche, o el casco en las motos, como explicó el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska. El ministro alabó el sistema de sanciones del permiso por puntos porque desde que entró en funcionamiento, en el año 2006, la siniestralidad mortal en carretera descendió un 57 %, de 4.104 a 1.755 fallecidos. En todo caso, la reforma del carné por puntos tiene que pasar por distintas fases antes de ser aprobada definitivamente. EL MÓVIL, EL GRAN ENEMIGO A la vista de los cambios previstos en el sistema del carné por puntos, el teléfono móvil es el gran enemigo del conductor. Desde el 2016 es la principal causa de las distracciones mortales al volante y por eso el anteproyecto de ley, que ahora continuará los pasos legales hasta su aprobación definitiva, duplica la sanción por «conducir sujetando con la mano dispositivos de telefonía móvil», que pasará de 3 a 6 puntos. Esta redacción tiene su sentido en el uso actual que se le da al móvil, en especial al WhatsApp, un método de envío de mensajes que no existía en el 2006, cuando se puso en marcha el carné por puntos. También aumenta la penalización por no usar o no llevar bien abrochado el cinturón de seguridad, que pasa de 3 a 4 puntos de sanción, la misma que tendrá el mal uso del casco en moto. A 30 POR HORA EN CIUDAD

El Consejo de Ministros también aprobó la tantas veces anunciada modificación de los límites de velocidad en las ciudades, de manera que se reduce de 50 a 30 kilómetros por hora el tope máximo para circular por las calles de un solo sentido y de un carril, que son la mayoría de las vías de las ciudades. Aún habrá una reducción mayor, a 20 kilómetros por hora, en las denominadas plataformas únicas, donde conviven vehículos y peatones sin separación física. La reforma entrará en vigor dentro de seis meses.

PATINETES FUERA DE LAS ACERAS

La modificación más inmediata, que estará vigente a partir del próximo 2 de enero, es la que regula el uso de patinetes y de otros vehículos de movilidad personal (VMP). La norma prohíbe que los patinetes circulen por aceras o por zonas peatonales, por lo que solo podrán moverse por calzadas urbanas y por carriles específicos. También tendrán vetada la circulación por carreteras interurbanas, por autopistas, por autovías y por túneles urbanos. Más adelante, los patinetes deberán tener un certificado de características.

Los límites de 30 y 20 por hora en las ciudades entrarán en vigor dentro de seis meses

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Tráfico redobla la lucha contra el móvil