Patrick Le Quément: siempre nos quedará París

Por Ignacio Ferreiro González

EXTRAVOZ ON

Una verdadera institución entre los profesionales europeos, el diseñador francés Patrick Le Quément cuenta con una abrumadora trayectoria tras haber trabajado para Simca, Ford y Volkswagen, culminada con sus más de dos décadas como responsable de diseño de Renault.

15 nov 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

En 1987 Patrick Le Quément se incorporaba a Renault como responsable del Centro de Estilo, sucediendo a Gastón Juchet, quien se jubilaba aquel mismo año después de tres décadas vinculado al fabricante francés. Contaba entonces con poco más de 40 años, una importante trayectoria profesional y el mérito añadido de haber optado por instalarse en Francia rechazando una oferta similar de BMW.

Sus credenciales le permitirían imponer sus propias condiciones: se dejaría de recurrir a consultores externos como Giorgietto Giugiaro o Marcelo Gandini, en aquella época colaboradores habituales de la marca, y el Centro de Estilo se convertía en un departamento de diseño que dejaría de depender del departamento de ingeniería para estar adscrito directamente a la dirección general. Su departamento intervendrá durante todo el proceso de desarrollo de los modelos y todo se diseñará internamente, llegando a trabajar bajo su dirección cerca de 400 empleados, frente a los 126 que formaban el Centro de Estilo.

Le Quément se encargará de completar proyectos que ya estaban en marcha, como la primera generación del Megane de 1988, el Renault 19 del mismo año, el Clio (1990), la segunda generación del Espace (1991) o el Safrane (1992), y culminará un proyecto iniciado tiempo atrás sin haber llegado a completarse: el Twingo, que se presentaba en el Salón del Automóvil de París en octubre de 1992.

Desde comienzos de los años 80 se había trabajado en un modelo sucesor del Renault 4, bautizado como VBG (Véhicule Bas de Gamme), hasta que en 1986 se detenía el proyecto sin haber obtenido un resultado adecuado. El entonces presidente de Renault, Raymond Lévy, propondrá a Le Quément retomar la iniciativa a partir de las dos últimas propuestas, desarrolladas por Gaston Juchet y por Marcelo Gandini. Con Jean-Pierre Ploué como responsable del exterior y Gérard Gauvbry de los interiores trabajando bajo su dirección, el resultado estaba listo en 1988, pero suscitaría tal controversia en la empresa que Le Quément tendría que poner todo su empeño para que fuese aceptado, incluyendo el envío de una nota a su presidente: «El mayor riesgo es no correr riesgos, y les pido que voten por el diseño instintivo contra el márketing extintivo».

El éxito comercial del Twingo desde su presentación disipará todas las dudas, y marcará el comienzo de la renovación de la imagen de Renault, que continuará con modelos como el Laguna de 1994, el deportivo Sport Spider o el Megane Scénic, el primer monovolumen compacto europeo, ambos de 1996, el Avantime de 2001, la segunda generación del Megane de 2002 y el Vel Satis de aquel mismo año, o el Koleos de 2008.

Simultáneamente a los modelos comerciales, el departamento de diseño desarrollará gran cantidad de innovadores concept-cars; desde el Renault-Matra Zoom de 1992 hasta el espectacular Ondelios de 2008. Le Quément, que entre 1995 y 1999 sería también responsable del departamento de calidad, y a partir de 1999 tendría que reorganizar el departamento de diseño de Nissan tras la fusión de ambos fabricantes, contará para desarrollar tal cantidad de trabajo con un nutrido equipo de diseñadores de distintas nacionalidades, entre los que además de Jean-Pierre Ploué figuran nombres como Gérard y Anne Asensio, Mark Walters, Thierry Métroz o Arseny Kostromin. A partir de 2008 comenzará a organizar su jubilación, que hará efectiva al año siguiente, siendo relevado por el holandés Laurens van der Acker.

Nacido en Marsella en 1945, el fallecimiento en accidente de su padre cuando él contaba 11 años le llevaría a Inglaterra, país del que era originaria su madre. Tras la enseñanza obligatoria en Londres, entre 1962 y 1966 cursará diseño industrial en el Politécnico de Birmingham. Su primer trabajo lo conseguirá el mismo año 1966 en el fabricante francés Simca, y al año siguiente establecerá con Jacques Nocher y John Pinko la agencia Style International Product Design, que abandona por una oferta de trabajo de Ford que le llevará de nuevo a Inglaterra en 1968, para integrarse en el equipo dirigido por Uwe Bahnsen. Tras una estancia en Alemania, en el centro de diseño de Merkenich, regresará a Inglaterra en 1974, desde donde viajará con frecuencia a Brasil, Japón, Australia y Estados Unidos, y realizará además un curso de administración de empresas en el Danbury Management Center.

Después de haber ocupado el cargo de director de Estilo, en 1985 abandona Ford para incorporarse a Volkswagen, en la que creará el Centro de Diseño Estratégico y Avanzado de Düsseldorf. Dos años más tarde, y cuando ya había sido contactado por BMW para ocupar el puesto de responsable de diseño, recibiría la llamada de Renault.