El Hyundai Kona aumenta su autonomía

Quitando los Tesla no había hasta ahora en el mercado español ningún coche eléctrico con más autonomía que el Hyundai Kona. Puede recorrer cerca de 500 kilómetros sin tener que recargarlo y su potencia le permite una aceleración inusual en un SUV compacto. Con el Plan Moves, que aporta hasta 5.500 euros, su compra se ha puesto mucho más a tiro.

;
Hyundai Kona eléctrico, rápido y sin límites Unos nuevos neumáticos le permiten aumentar su autonomía hasta los 484 kilómetros. Probamos la versión con potencia equivalente a 204 caballos, que acelera de 0 a 100 en 7,6 segundos

El Kona eléctrico es 2 centímetros más alto que el modelo de gasolina y exteriormente se distingue por una parte frontal sin parrilla, con el logo de Hyundai en el medio de una moldura plateada que une los faros. Mide 4,18 metros de largo, así que no vamos a tener problemas para aparcarlo.

En el interior cambia el cuadro de instrumentos, con una pantalla digital de 7 pulgadas, y en el centro del salpicadero tenemos un panel táctil de 10,25 pulgadas. La consola central está dispuesta en dos alturas: debajo hay una amplia bandeja para ocultar objetos, una toma de 12 voltios y otra USB; arriba encontramos los mandos para avanzar, retroceder o parar y el freno del estacionamiento, que son todos botones, al igual que el selector de modos de conducción. La tapicería es mixta de tela y cuero, y la mayoría de las superficies son plásticos duros, aunque bien ajustados.

Los pasajeros de detrás van ligeramente elevados y tienen poco espacio para los pies bajo los asientos: ello se debe a que la batería de iones de litio va situada debajo del suelo. Pero la altura al techo es generosa, así que las personas altas pueden ir suficientemente cómodas.

El maletero tiene 373 litros, incluyendo un espacio bajo el piso donde podemos guardar el cable de carga y encontramos también un kit antipinchazos y una red para sujetar el equipaje.

Hemos probado el modelo con la batería de mayor capacidad y el motor más potente, que rinde el equivalente a 204 caballos. Los coches eléctricos suelen sorprender porque dan toda la potencia desde el primer momento y de forma lineal, sin los saltos que implica un cambio de marchas. Pero el Kona nos deja con la boca abierta, porque para el crono en el 0 a 100 en solo 7,6 segundos. El bajo peso y la buena aerodinámica tienen mucho que ver, aunque luego la velocidad máxima está limitada a 167 kilómetros por hora.

NEUMÁTICOS Y CARGADOR

La amortiguación es buena y la estabilidad también, gracias a un centro de gravedad bajo y a que los 300 kilos que supone la batería le hacen ir muy aplomado. Hay un modo Eco, otro Confort y uno Sport, y en todos ellos podemos modificar el nivel de retención de la frenada regenerativa.

El Kona eléctrico acaba de recibir una actualización que aumenta su autonomía un 8 % gracias a los nuevos neumáticos Michelin Primacy 4, que ofrecen una menor resistencia a la rodadura. Ahora, con la batería de 64 kWh es capaz de recorrer 484 kilómetros según el ciclo WLTP, muy próximo a cifras reales. Con esta mejora, el Kona es el eléctrico con más autonomía después de los Tesla Model 3, S y X, coches mucho más grandes y caros. Hay otros dos modelos que superan los 500 kilómetros, el Ford Mustang Mach-e y el Volkswagen ID3 con batería de 77 kWh, pero no están todavía disponibles en España.

El puerto de carga está en la parte frontal izquierda y cuenta con un indicador luminoso del nivel que tiene la batería. Desde finales del 2019 el Kona dispone de un cargador trifásico de 10,5 kW que permite tiempos de carga más cortos. Tarda siete horas y media en cargarse al cien por cien, y en una toma de corriente continua de 50 kW puede recuperar el 80 % en una hora. La carga se puede programar para que empiece a una hora concreta o, durante un viaje, ajustarla teniendo en cuenta la ubicación de los enchufes. Hyundai incluye en el precio del coche la instalación de un Wallbox en el garaje del cliente.

Nuestra unidad de prueba, cedida por Finisterre Motor, era la versión Tecno. Incluye retrovisores exteriores calefactados, cámara y sensores de párking traseros, control de presión de neumáticos, alerta activa de cambio involuntario de carril que nos devuelve a la trazada correcta, head up display, faros de led, acceso sin llave, ajuste lumbar en el asiento del conductor, pedales de aluminio, cargador inalámbrico para móvil, navegador y sistema de sonido con ocho altavoces compatible con Android Auto y Apple Car Play.

La versión Style cuesta 2.300 euros más y añade sensores de párking delanteros, reconocimiento de señales, control de crucero adaptativo que mantiene la distancia con el coche de delante, asientos delanteros calefactados y ventilados y el del conductor con reglajes eléctricos, tapicería de cuero, volante con calefacción y opción de pintura bicolor por 450 euros adicionales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

El Hyundai Kona aumenta su autonomía