La electrificación española se frena

Cuando los fabricantes se han puesto las pilas e inundan el mercado con modelos híbridos o eléctricos y cuando los clientes empiezan a pensar seriamente en estas motorizaciones, que ya alcanzan el 20 % de las ventas, contemplamos atónitos la inacción de la Administración española.


La apuesta del Ejecutivo español por la electrificación es de puro postureo y todavía estamos esperando un plan integral para el sector. Mientras tanto, países competidores del nuestro en fabricación de automóviles, como Francia, han allanado ya el camino a la instalación de fábricas de baterías para automóviles, e incluso Portugal se postula también ofreciendo terrenos y ventajas fiscales.

El próximo año podrían fabricarse en España hasta 21 modelos de coches eléctricos o híbridos. En Galicia ya se produce, con gran éxito de ventas por cierto, el primer turismo eléctrico, el Peugeot 2008, pero difícil lo tendrá un cliente gallego con este coche en la calle, ya que la ausencia de puntos de recarga es preocupante: pueden localizarse alrededor de 180 puntos en nuestra comunidad, pero las administraciones no están haciendo nada por mejorar el panorama.

No hay cargadores públicos, a diferencia de otros países europeos donde cada vez son más visibles en las grandes ciudades. El coche eléctrico no es todavía una necesidad perentoria en Galicia y ahora mismo es cierto que las matriculaciones se circunscriben sobre todo a Madrid y un poco menos a Barcelona.

Las normativas europeas obligarán a los fabricantes a vender sus coches eléctricos en todas partesPero pronto las normativas europeas obligarán a los fabricantes a vender sus coches eléctricos en todas partes y lo cierto es que eso será un problema si no hay puntos de recarga para ellos. Poco más de 4.500 cargadores en España, instalados en su mayoría de modo privado por hoteles, párkings, restaurantes, gasolineras o los propios concesionarios de automóviles, frente a los 30.000 de Francia o Alemania, se antojan insuficientes para un mercado español abandonado por sus administraciones. Las grandes empresas energéticas españolas tampoco parecen estar interesadas en este negocio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La electrificación española se frena