Erwin Komenda: la familia y uno más

A lo largo de más de tres décadas, Erwin Komenda diseñaría las carrocerías de los automóviles desarrollados por la oficina técnica fundada en 1931 por el doctor Porsche en Stuttgart, entre los que se encuentran modelos imprescindibles en la historia de la industria europea.


Tras los estragos ocasionados por la Segunda Guerra Mundial, Europa trabajaba para reconstruirse, y sus industrias intentaban recuperar la actividad a pesar de las complejas condiciones. Y la familia Porsche, que antes de la contienda había alcanzado renombre en el sector del automóvil, también procuraba volver a sus tareas. En 1947 el doctor Porsche era liberado tras haber sido encarcelado por su colaboración con el régimen nacional-socialista alemán, y al año siguiente comenzaba la fabricación del primer modelo que luciría como marca el apellido familiar, el Porsche 356 desarrollado por su hijo Ferry, que en sus versiones coupé y cabriolet se presentaba en el Salón del Automóvil de Ginebra en marzo de 1949.

En la creación de aquel primer Porsche, para el que se recurría a la utilización de componentes del Volkswagen Tipo 1, trabajarían además algunos de los más fieles colaboradores de la familia, como el ingeniero Karl Rabe, que había coincidido con el Dr. Porsche durante sus etapas en Austro-Daimler y en Steyr-Daimler, y el diseñador de carrocerías Erwin Komenda, que también había trabajado a las órdenes de Porsche en Steyr. Ambos le seguirían cuando fundaba su propia empresa en 1931, y a partir de entonces desarrollarían en ella toda su trayectoria profesional.

Komenda, nacido en la ciudad austríaca de Jauern am Semmering en 1904, se había formado en el Instituto Técnico de la ciudad de Steyr entre 1916 y 1920, para trabajar despues en la Wiener Karosseriefabrick, la empresa carrocera establecida en Viena, donde realizaría además un curso de diseño de carrocerías. En 1926 pasaba a la fábrica Steyr-Daimler, donde en 1929 conocerá a Ferdinand Porsche, al incorporarse este como director técnico, y en aquel mismo año se trasladará a Daimler-Benz como jefe del departamento de carrocerías, cargo que abandonará cuando Porsche establezca su «oficina de diseño» en Stuttgart.

Durante los años anteriores a la guerra Komenda trabajará en el diseño del Auto-Union Tipo A de 1933, en el que contará con la colaboración del especialista en aerodinámica Josef Mickl, que establecía records de velocidad, rivalizando con los Mercedes-Benz, junto a los que dominaría los circuitos durante aquella década. A partir de 1936 empezará a preparar el diseño del KDF Wagen, del que finalmente resultará el Volkswagen Tipo 1 de 1938, y será responsable también de la carrocería del modelo derivado de aquel que el Gobierno alemán encargaba a Porsche para la carrera Berlín-Roma de 1939, que no llegaría a celebrarse, el Tipo 64.

El comienzo de la contienda mundial y la participación del Dr. Porsche en el desarrollo de carros de combate y vehículos militares para el ejército alemán, llevarán a Komenda, a pesar de su nula simpatía por el régimen, a ocuparse del diseño de los vehículos basados en el Volkswagen Tipo 1, el Kübelwagen y su variante anfibia, el Schwimmwagen.

Tras el paréntesis de la guerra, Komenda, de nuevo con la colaboración de Josef Mickl, volverá a utilizar la aerodinámica en el desarrollo del modelo de competición para el que la empresa de Piero Dusio, Cisitalia, solicitaría la colaboración de Porsche, y cuyo resultado será el Cisitalia Grand Prix de 1947. A partir de la entrada en producción del 356 al año siguiente, será responsable de las sucesivas evoluciones del modelo, las series A, B y C, que prolongarán su fabricación hasta 1965, y de sus múltiples variantes, entre ellas el Speedster de 1954 destinado al mercado americano, además de encargarse de nuevos modelos de la marca, como el 550 Spyder de 1953, que alcanzaría importantes resultados en competición, incluyendo la victoria en su categoría en la Carrera Panamericana del año siguiente.

Tras el fallecimiento del Dr. Porsche en 1951, y a partir de la incorporación a la empresa en 1957 de un miembro más de la saga familiar, Butzi Porsche, hijo mayor de Ferry, que contaba entonces con 22 años, y que sería nombrado director de diseño en 1962, la posición de Komenda y sus relaciones con la familia se complicarían. Se ocupará del desarrollo del 904 GTS presentado en 1964, y según algunas fuentes también participará en el 911 aparecido un año antes, aunque este diseño nunca se le haya atribuido oficialmente. Aquejado de un cáncer de pulmón, Komenda abandonaba Porsche en 1965 y fallecía en agosto del año siguiente.

grandes diseñadores

ERWIN KOMENDA

Pese a los encargos del Gobierno alemán a Porsche, Komenda no simpatizaba con el III Reich

PORSCHE 356

PORSCHE 356

PORSCHE 356

PORSCHE 356

PORSCHE 356

PORSCHE 356

PORSCHE 356

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Erwin Komenda: la familia y uno más