Jozef Kaban y el Bugatti Veyron EB 16.4

Tras incorporarse al Grupo VW cuando contaba solo 20 años, ser responsable del diseño exterior del Bugatti Veyron, y asumir la dirección de diseño de Skoda con 35, el eslovaco Jozef Kaban se ha convertido en una cotizada estrella entre los diseñadores de automóviles.


A finales de los años 70 del pasado siglo, Checoslovaquia comenzaba un proceso que llevaría a que el país que había sido configurado tras el desmembramiento del Imperio Austro-Húngaro que siguió a la Primera Guerra Mundial, e integrado en el bloque oriental tras la Segunda Guerra Mundial, se desvinculase primero de la órbita soviética y finalmente se escindiese en 1993 en dos estados independientes: la República Checa y Eslovaquia, incorporados ambos años después a la Unión Europea.

En aquel agitado escenario de protestas, manifestaciones y cambios sociales, políticos y económicos se desarrollarían los primeros años de la vida de un joven eslovaco, Jozef Kaban, nacido en 1973 en la pequeña población de Námestovo, en la zona próxima a la frontera con Polonia. Durante sus estudios primarios asistirá a la Escuela Popular de Arte de su localidad, para trasladarse después a Kremnica, en la zona central del país, donde durante cuatro años se formará en diseño en la Escuela Secundaria de Artes Aplicadas. La Escuela de Bellas Artes de Bratislava será en 1991 el siguiente destino en sus años de formación, y el concurso convocado entre los estudiantes de este centro por el histórico fabricante checo Skoda, que aquel mismo año se había integrado en el Grupo Volkswagen, será el trampolín de su futuro profesional.

El premio conseguido en aquel certamen le supondrá incorporarse en 1993 al grupo Volkswagen, sin haber llegado aún a terminar sus estudios, inicialmente como asistente de diseño y después como diseñador de exteriores, y ser además becado por el fabricante alemán para cursar un máster en diseño de vehículos en el Royal College of Art de Londres, que terminará en 1997, y durante el que será premiado con el Giorgio Giugiaro Award for Design Innovation.

Sin dejar el Grupo VW, y tras haber sido responsable de modelos como el VW Lupo de 1998 y de su hermanastro el Seat Arosa, a partir de 1999 se incorporará como encargado de diseño exterior al equipo que bajo la dirección de Hartmut Warkuss desarrollará el futuro Bugatti Veyron, puesto en el que se mantendrá hasta la presentación del modelo definitivo, y que abandonará en el 2003 al ser trasladado a Audi en Ingolstadt, donde en 2006 asumirá la dirección de diseño exterior.

A comienzos de 2008 volverá a cambiar de puesto, ahora sustituyendo a Jens Manske en la dirección de diseño de Skoda, desde la que renovará completamente la gama del fabricante, desarrollando propuestas como el Vision C de 2014, actualizando modelos ya existentes con las nuevas generaciones del Octavia (2013), el Fabia (2014) o el Superb (2015), y encargándose además de nuevos lanzamientos como el SUV Kodiaq de 2016, con un trabajo que será ampliamente reconocido por conseguir dotar a la marca checa de una nueva y revitalizada imagen.

Su primera etapa en el Grupo VW terminará en 2017, cuando comienza a trabajar para BMW, ocupando el puesto que la marcha de Karim Habib a Infiniti dejaba vacante. Tras haber trabajado en la próxima generación de la serie 7, pero sin que su trabajo llegase a dar frutos, en marzo de 2019 se le asignará la dirección de diseño de Rolls-Royce, cargo en el que no permanecerá mucho tiempo. En octubre del mismo año se anunciaba su salida de la más lujosa subsidiaria de BMW, y poco después se confirmaría su vuelta a Volkswagen, a la que se reincorporaba el pasado 1 de julio, ahora como diseñador jefe de Volkswagen Passenger Cars.

A la espera de lo que su carrera profesional pueda aún depararnos, Kaban ocupa ya un lugar privilegiado entre los diseñadores de automóviles gracias a su trabajo en el Bugatti Veyron EB 16.4, un modelo que en el momento de su lanzamiento se situaba por encima, y a mucha distancia, de todos sus competidores, estableciendo récords de potencia con sus más de 1.000 CV, y de velocidad al ser el primer automóvil de producción en superar los 400 kilómetros por hora, vestido además con una elegante imagen que subrayaba la exclusividad de un coche extraordinario, hasta convertirlo en la más importante referencia de los superdeportivos actuales.

grandes diseñadores

JOZEF KABAN

Tras superar la barrera de los 400 km/h en el 2005, el Veyron Super Sport alcanzó en el 2010 más de 430 km/h

BUGATTI VEYRON EB 16.4

BUGATTI VEYRON EB 16.4

BUGATTI VEYRON EB 16.4

BUGATTI VEYRON EB 16.4

BUGATTI VEYRON EB 16.4

BUGATTI VEYRON EB 16.4

BUGATTI VEYRON EB 16.4

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Jozef Kaban y el Bugatti Veyron EB 16.4