Aire fresco para el automóvil


Podría parecer que la crisis del covid-19 se ha cebado con el automóvil. Y es cierto, porque las ventas en España, y en general en todo el mundo, se han ralentizado en el primer semestre, pero hasta este dato contrastado es relativo porque vemos que es el canal de empresas de «rent a car» el que ha bajado sus flujos, mientras que el mercado de particulares, el más significativo e importante para la red de concesionarios españoles, aguanta mucho mejor de lo que se preveía. Los españoles han salido del confinamiento con ganas de disfrutar de coche nuevo, y sobre todo de viajar en un transporte individual o en todo caso familiar, lejos de las peligrosas aglomeraciones de autobuses, trenes, metros o aviones.

Los datos hablan por sí solos si analizamos las ventas de automóviles en España en el mes de julio, tal y como contamos en la página siguiente. Lejos de contraerse, el mercado ha crecido respecto al año pasado, sin ningún atisbo de crisis sanitaria. Hay que decir que en ello también tiene algo que ver el plan de ayudas del Gobierno, no solo a los automóviles eléctricos sino también a la renovación del parque con el achatarramiento de vehículos antiguos.

Eso sí, parece que la crisis viral se ha cebado con los resultados de algunas compañías, que se han conocido en los últimos días. El Grupo Renault, sin ir más lejos, pierde más siete mil millones en los seis últimos meses, empujado sobre todo por su marca Nissan.

Pero todo este tema coyuntural no amilana, ni mucho menos, a un sector dinámico y aguerrido por tradición. De hecho, cuando hablamos de aire fresco para el automóvil nos referimos a ciertas acciones que indican que los fabricantes son optimistas de cara al futuro. Cuando comenzó la crisis del covid-19 se comentaba, en corrillos generalmente bien informados, que podía dar al traste con la incipiente alianza entre PSA y el grupo Fiat. Lejos de eso, hace pocas semanas se conocía que dicho acuerdo sigue firme y que ya tiene incluso nombre, Stellantis, para unir a uno de los gigantes franceses con el mayor grupo italoamericano. De ahí saldrá uno de los grandes productores del planeta, uniendo sinergias para comprar más barato y aprovechar plataformas comunes para reducir costes en sus automóviles.

Y aún hay más. Si antes hablábamos de la coyuntura de Renault, vemos cómo el grupo francés piensa en un futuro de éxito y para apagar la estrella de Ghosn han fichado a la emergente figura internacional de Luca de Meo como consejero delegado, arrancándoselo al grupo Volkswagen, ni más ni menos. Y ahora completan la dupla con el reciente fichaje de Alejandro Mesonero-Romanos, el diseñador de éxito de las marcas del grupo alemán y que se encargará de dar un nuevo aire a los Renault del futuro.

Las marcas automovilísticas mundiales, inmersas en el proceso de electrificación y autonomía de sus nuevos modelos, no se paran nunca y saben que el futuro es prometedor y el covid-19, en cierto modo, se ha aliado con ellas poniendo en entredicho las bondades de los transportes colectivos para devolvernos las ganas de disfrutar del aire fresco en nuestro coche.

la opinión de

JUAN ARES

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Aire fresco para el automóvil