El Toyota más viejo del mundo

Confiscado como botín en la Segunda Guerra Mundial por los rusos, y condenado a una larga vida de trabajos forzados en la estepa, la única unidad existente en el mundo del primer modelo fabricado por Toyota fue descubierto hace tan solo 12 años. Hoy se exhibe, tal y como se encontró, en un museo holandés.


Los cientos de abolladuras, deformaciones y rascazos que se acumulan sobre su chapa denotan una vida dura y sacrificada. Su carrocería llena de cardenales y conquistada por el óxido de décadas ha sido modificada una y mil veces para adaptarse a diferentes usos rurales. En este estado fue descubierto en el 2008 en Vladivostok, una población costera en la Rusia oriental.

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
PAPEL LOS 7 DÍAS
Disfruta al recibir en casa el periódico en papel toda la semana, accede a la réplica en PDF y a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP

El Toyota más viejo del mundo