Jason Castriota: la escuela italiana

Con una extensa trayectoria profesional a ambos lados del Atlántico en la que destacan modelos deportivos y versiones exclusivas para fabricantes como Rolls-Royce o Ferrari, Jason Castriota es reconocido como uno de los diseñadores más brillantes de su generación.


El pasado mes de febrero hacía su aparición en el Salón del Automóvil de Filadelfia la primera de las 100 exclusivas unidades que Shelby SuperCars North América tiene previsto fabricar de su nuevo hypercar, el Tuatara, tras una larga espera desde que en el 2009 se comenzase a trabajar en el sucesor del Ultimate Aero TT, y en el 2011 se presentase el nuevo modelo como concept-car en el Concours d’Elegance de Pebble Beach.

Desarrollado para volver a competir en la permanente pugna de los fabricantes más avanzados por alcanzar mayores registros de velocidad -con un listón que tras haberse superado las 300 millas por hora (483 km/h) se encuentra ya en el horizonte de los 500 km/h-, el Tuatara hereda la configuración mecánica de su antecesor -el V8 en posición central con doble turbo, ahora con una potencia de 1.350 CV que puede incrementarse hasta los 1.775 con la utilización de combustible especial E85-, pero presenta respecto a aquel importantes mejoras en cuanto al diseño de su carrocería, un monocasco de fibra de carbono, y a la utilización en ella de recursos aerodinámicos, ahora optimizados para reducir al máximo su coeficiente de resistencia y dotarlo de condiciones de estabilidad y conducción acordes con su desmesurada potencia y las velocidades que aspira a alcanzar.

El trabajo desarrollado en este aspecto, y el espectacular resultado conseguido suponen un hito más en la carrera de un diseñador estadounidense de ascendencia italiana, Jason Castriota, que acumula una brillante trayectoria resultado de su formación y su trabajo a ambos lados del Atlántico.

Nacido en 1974 en la ciudad de White Plains, en el estado de Nueva York, Castriota cursó la enseñanza secundaria en el Emerson College de Boston y diseño de automoción en el Pratt Institute de Nueva York, antes de matricularse en 1998 en diseño de transporte en el Art Center College de Pasadena. Sin llegar a terminar sus estudios, en el 2001 se traslada a Turín para realizar prácticas de especialización en Pininfarina, donde su estancia se alargará finalmente hasta el 2008, participando durante esos siete años en el diseño de modelos como el Ferrari 599 GTB Fiorano, el Maserati Gran Turismo o el Birdcage 75, bajo la dirección de Ken Okuyama o Lowie Vermeersch. Llegará además a ser responsable de la sección de Proyectos Especiales, en la que diseñará versiones exclusivas para clientes particulares, como el Ferrari P4/5 o el 612 Kappa, ambos del 2006, o el Rolls-Royce Hyperion del 2008.

Sin dejar Turín, a finales del 2008 Castriota abandona Pininfarina para asumir la dirección de diseño de Stile Bertone, donde su permanencia será mucho más breve, y se materializará en el Mantide presentado en el 2009, un concept-car basado en la mecánica del Chevrolet Corvette ZR1. Aquel mismo año 2009 establecerá su propia empresa de diseño, con oficinas en Turín y Nueva York, ampliando su campo de trabajo a las estrategias de márketing y al desarrollo y posicionamiento de todo tipo de productos.

A partir de marzo del 2010 compatibilizará su trabajo como diseñador independiente y su colaboración con Shelby SuperCars con el cargo de director de diseño de Saab, cuando General Motors se deshace de la marca sueca y esta pasa a manos de Spyker Cars. Se encomendará a Castriota el desarrollo de una nueva gama de modelos, de la que llegará a presentarse el PhoeniX, premiado como mejor concept-car en el Salón de Ginebra del 2011, mientras el diseño del nuevo 9-3 no pasará del papel antes de que la empresa termine por declararse en quiebra.

Durante 2014 y 2015 Castriota será responsable de innovación de Skylabs, empresa de márketing y diseño de producto con sede en Nueva York, y tras haber disuelto su estudio independiente se incorporará en el 2016 al departamento de desarrollo de vehículos eléctricos de Ford en Dearborn, Michigan. Desde finales del 2017 y hasta la actualidad dirige este mismo departamento, en el que ha sido responsable del Mustang Mach-E presentado a finales del pasado año, el primer SUV cien por cien eléctrico del fabricante americano.

grandes diseñadores

JASON CASTRIOTA

La aerodinámica es un componente estético en los diseños de Castriota

EL SSC TUATARA

EL SSC TUATARA

EL SSC TUATARA

EL SSC TUATARA

EL SSC TUATARA

EL SSC TUATARA

EL SSC TUATARA

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Tags
Comentarios

Jason Castriota: la escuela italiana