La ITV de la cuarentena

Las ITV acaban de reabrir tras dos meses de cierre. Lo hacen con medidas especiales para evitar contagios. En Galicia hay más de 125.000 vehículos a los que la inspección les caducó durante el estado de alarma. El Gobierno les ha dado una amplia prórroga para pasar la revisión.


Amás de 125.000 vehículos les ha caducado la ITV en Galicia desde que se declaró el estado de alarma el pasado 14 de marzo. Pero sus conductores no serán sancionados, ya que están amparados por la normativa vigente, que concede una moratoria especial mientras dure el estado de alarma. El Gobierno estableció una prórroga de un mes a contar desde que se dé por concluido el estado de alarma. Pero una reciente orden del Ministerio de Sanidad amplía ese plazo en 15 días naturales más por cada semana transcurrida entre el inicio del estado de alarma y la fecha de vencimiento del certificado de la ITV. A modo de ejemplo, los que hayan caducado en la primera semana de cierre, entre el 14 y el 20 de marzo, tendrán un mes y 15 días más de prórroga desde que finalice el estado de alarma. Los del 21 al 27 de marzo dispondrán de un mes y dos períodos de 15 días adicionales, y así sucesivamente.

CALENDARIO ESCALONADO

Las ITV ofrecerán las citas para los vehículos con la inspección pendiente desde el inicio del estado de alarma teniendo en cuenta ese calendario de prórrogas establecido en la orden ministerial. Desde la empresa SYC-Applus, la concesionaria de las 26 estaciones de ITV de Galicia, explican que de esa manera las inspecciones pueden realizarse de una forma escalonada y con las mayores garantías de calidad para los trabajadores de las estaciones y para los propios clientes.

SIN ENTRAR EN LOS COCHES

La situación de estado de alarma trae cambios en las revisiones de los vehículos. La más visible, es que los inspectores llevarán mascarilla durante todo el proceso de revisión. Pero además, el manual de procedimiento de inspecciones en las estaciones de ITV, que ha sido aprobado por el Ministerio de Industria a raíz del coronavirus, establece que los inspectores no accederán al interior de los coches para realizar determinadas comprobaciones. Por tanto, las inspecciones se realizarán siempre desde el exterior, salvo en los casos de revisiones de taxis y de autobuses y otros casos justificados. Tampoco se conectará el sistema OBD de diagnóstico, excepto en algunos modelos diésel. En el caso de los autocares, el personal de la ITV subirá al vehículo una vez que su conductor certifique que ha sido sometido a un proceso de desinfección previo.

EN LOS TAXIS, CON PROTECCIÓN

Los inspectores también subirán a los taxis, ya que en esos vehículos es necesario comprobar el funcionamiento del taxímetro, y para eso es necesario realizar un recorrido para analizar el funcionamiento del dispositivo. En esos casos, los técnicos se sentarán en la parte trasera de los vehículos y estarán equipados con sistemas de protección individual.

LA FECHA DE LA TARJETA

La orden ministerial que fija los nuevos plazos para los coches con la ITV caducada durante el estado de alarma también establece que la fecha de la siguiente revisión será la que figura en la tarjeta del vehículo. Esa orden indica que en ningún caso se tendrá en cuenta la prórroga de los certificados concedida debido al estado de alarma. Esta medida está siendo muy criticada por las asociaciones de transportistas y por muchos conductores, que consideran que en muchos casos habrá que pasar dos revisiones en muy poco espacio de tiempo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La ITV de la cuarentena