¿Y si no pasa la ITV?

Una de cada dos denuncias impuestas en una semana de controles especiales del estado de los vehículos fueron por no tener la ITV en regla. Además del riesgo que supone un coche sin revisar, circular sin haber pasado la inspección obligatoria o sin reparar los defectos detectados es motivo de multa: de 200 a 500 euros.


N o tener la ITV en regla. Esa fue la infracción más detectada por los agentes de la Guardia Civil y de las policías locales en una semana de controles de las condiciones de los vehículos en plena carretera. Uno de cada dos tenían algún problema relacionado con la ITV. O no la habían pasado, o estaba ya caducada, o tuvieron un informe desfavorable de la inspección y seguían circulando sin haber reparado las deficiencias encontradas por los inspectores. En la campaña de vigilancia intensiva promovida por la Dirección General de Tráfico, los agentes formularon 7.200 denuncias y más de 3.500 fueron por circular sin tener la ITV al día.

DE 200 A 500 EUROS DE MULTA

La multa para el propietario de un vehículo que circula sin tener la ITV en regla va de 200 a 500 euros. Es de 200 euros cuando el coche circula sin haber acudido a la inspección obligatoria en la fecha señalada (no hay plazos adicionales) y es detectado en un control o en lectores de matrícula fijos o móviles, estos últimos incorporados en coches patrulla de la Guardia Civil. Se aplica la misma sanción cuando el vehículo sigue circulando pese a serle detectadas deficiencias en la inspección, que implican un informe desfavorable. En esos casos solo se permite circular hasta un taller y hay dos meses para subsanar los defectos y volver a pasar la ITV. Cuando la inspección es negativa, el vehículo no puede salir a la carretera en ningún caso y deberá ser llevado en una grúa. Circular con informe negativo de la ITV, supone una multa de 500 euros. Evidentemente, a la sanción hay que sumarle el coste de la reparación necesaria para superar la inspección.

LOS GASES, TAMBIÉN

Aunque hay gente que lo ignora, desde la última reforma de la normativa de las inspecciones de vehículos un fallo grave en la emisión de gases contaminantes también es causa de inspección desfavorable, con lo que el vehículo solo dispone de permiso para circular hasta un taller para subsanar las deficiencias detectadas en la inspección y no recibirá el informe favorable hasta que vuelva a pasar la inspección y la supere con éxito.

A LA ITV EN EL 2020

La primera inspección depende de la fecha de matriculación y del tipo de vehículo. Por ejemplo, los turismos de uso particular que deberán pasar la primera inspección en este 2020 son los que tienen matrículas comprendidas entre las letras JLB y JMF (en enero y febrero) a JVJ y JVZ (en diciembre).

VEHÍCULOS VIEJOS SIN REVISAR

Circular con un vehículo que no ha pasado la inspección técnica obligatoria supone un riesgo debido a que puede tener algún defecto grave. Aunque no se conoce el dato exacto, las ITV calculan que un 20 % de vehículos no acuden a la inspección y están en la carretera sin haber sido revisados. El riesgo es mayor porque la práctica totalidad de los que se saltan la ITV suelen ser vehículos de una antigüedad considerable cuyos propietarios son conocedores de que tienen algún defecto importante de seguridad, muy probablemente relacionado con los frenos, la dirección, los neumáticos o la suspensión, que son los principales motivos de informe desfavorable o negativo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

¿Y si no pasa la ITV?