Así se formarán los futuros conductores

Tráfico quiere hacer cambios en el método de aprendizaje para obtener el carné de conducir. Pretende reforzar la formación en seguridad vial con testimonios de víctimas de accidentes. La Comisión Nacional de la Competencia pone objeciones a que las clases sean presenciales.


N ada será igual en la formación de los futuros conductores. La Dirección General de Tráfico tiene preparado un borrador que modificará la forma de enseñanza para reforzar el nivel de concienciación y sensibilización de los aspirantes sobre los riesgos del tráfico. El real decreto solo está pendiente de aprobación por parte del Consejo de Ministros, pero el proyecto se ha encontrado con un freno inesperado, ya que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia ha emitido un informe en el que realiza varias objeciones al plan de la DGT y le recomienda que realice sustanciales modificaciones.

LAS HORAS PRESENCIALES

Es el objeto principal del debate. Tanto la DGT como las autoescuelas y las asociaciones de víctimas de accidentes apuestan por implantar ocho horas presenciales obligatorias previas al examen de conducir. Ese período de formación no tendría nada que ver con el aprendizaje de señales o de normas de circulación. Estaría destinado a sensibilizar a los alumnos sobre los riesgos de la circulación a través del testimonio directo de víctimas de accidentes de tráfico. El objetivo, según la DGT, es influir en el comportamiento al volante de los futuros conductores explicándoles las graves consecuencias de los siniestros de tráfico, en especial por el consumo de alcohol y drogas, por los excesos de velocidad o por las distracciones.

En el real decreto, que obligará a hacer modificaciones en el Reglamento General de Conductores, la DGT argumenta la necesidad de esas clases presenciales con que «la evidencia muestra que en la accidentalidad intervienen más las actitudes de los conductores que el desconocimiento de las normas».

CONTRA LA EXCLUSIVIDAD

El informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia no cuestiona que se exija una formación adicional para incrementar la sensibilización de los nuevos conductores sobre los riesgos de la circulación, pero sí considera que «no se debe reservar la formación en exclusiva a las autoescuelas ni vincularse temporalmente al examen teórico». Explica que eso «favorece a las autoescuelas frente a otros modelos de negocio, como los prestadores de formación online, sin que exista justificación para ello». La Comisión también le recomienda al Ministerio del Interior que valoren alternativas a la exigencia de que esa formación sobre los riesgos del tráfico sea presencial.

INFORME NO VINCULANTE

La Dirección General de Tráfico está analizando el informe emitido por la Comisión, que no es vinculante, y hasta el momento no ha decidido si mantiene el proyecto de nueva formación de conductores tal como está o si realiza las modificaciones solicitadas en el documento. Fuentes de Tráfico dicen que se trata de una oportunidad perdida para mejorar la formación de los futuros conductores con esas horas de formación presencial.

La DGT quiere

implantar un

sistema con ocho

horas presenciales

de sensibilización

en seguridad vial

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Así se formarán los futuros conductores