PSA piensa más allá del coche propio

Todas las compañías preparan ya su entrada en el negocio de la movilidad del futuro, donde, más allá de venderle un coche nuevo al cliente, le facilitarán sus movimientos, ya sea en patinete, bicicleta, moto o coche de alquiler.


Un grupo como PSA, en plena expansión tras la compra de Opel y la unión con el grupo Fiat Chrysler, reconoce ya que gran parte de su negocio para lo que resta de siglo se orientará hacia los servicios de movilidad, es decir, desde coches de alquiler compartidos por minutos, lo que conocemos como carsharing, hasta demanda de vehículos como bicicletas, patinetes, escúteres y motos, de los que Peugeot dispone desde hace años.

Para explotar todo este negocio PSA ha creado una marca, Free2Move, en la que se transforma la que hasta ahora conocíamos como Emov. De hecho, los primeros pasos ya se han dado con la implantación del carsharing, esos vehículos de alquiler compartido que mediante una aplicación se pueden utilizar pagando su uso por el tiempo que los necesitemos y que ya funciona en Madrid, incluso con rentabilidad, y en otras capitales como Lisboa, Wuhan (China), París o Washington. Desde hace tres años ha conseguido ya 260.000 usuarios, que comparten sus 2.400 vehículos disponibles.

Free2Move busca los nuevos clientes que no quieren comprar un coche propio y prefieren compartir diferentes formas de movilidad. Las fórmulas del renting y del leasing serán herramientas para que sus clientes tengan más flexibilidad a la hora de decidir qué clase de servicios quieren. PSA tiene grandes esperanzas en este servicio y espera que en el 2021 le reporte 400 millones de ingresos. Ni que decir tiene que todos los nuevos coches eléctricos de las marcas del grupo se irán incorporando a esta línea de negocio.

Un poco más allá de la inmediatez del carsharing, los clientes podrán acceder al alquiler (rent) de cualquier vehículo por un corto período de tiempo. Para ello habrá 25.000 vehículos disponibles en Europa con 3.000 agentes encargados de su distribución, y ya cuentan con 300.000 clientes y 10.000 reservas al mes en países como Francia.

Si más allá de desear un coche propio en su garaje, usted querría tener un patinete para ir a comprar el pan o el periódico, una bici para ir de paseo hasta la playa, un escúter para un día de gestiones por la ciudad o un coche para ir con la familia a pasar el fin de semana, tal vez sea un cliente de Free2Move. Eso es lo que nos depara el futuro de la movilidad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

PSA piensa más allá del coche propio