Toyota Camry: sustituto del Avensis

En la reorganización de su gama en Europa, además del Corolla como sustituto del Auris, Toyota ha decidido dar un paso adelante con su berlina de gran tamaño, ofreciendo ahora este Camry en vez del Avensis. Como siempre, la tecnología híbrida está presente en este modelo.


Seguramente para la mayoría el nombre de Toyota Camry suene desconocido, pero este modelo ha sido un auténtico superventas mundial desde su primera generación, que comenzó en 1981.

Ahora, tras haber vendido más de 19 millones de unidades en todo el mundo, el nuevo Toyota Camry llega a España convertido en una elegante berlina del segmento D, con motorización híbrida para convertirse en un referente como sustituto del Avensis.

Cuenta con tres niveles de equipamiento, llamados Business, Advance y Luxury. En todos, salvo algunos detalles de acabados claramente mejorables, la calidad es alta en materiales y aspecto percibido.

El interior es amplio tanto en las plazas delanteras como en las traseras (mide 4,88 metros de largo), con un maletero con una boca muy grande con 524 litros de capacidad.

El nivel de equipamiento Luxury está pensado principalmente para transporte de pasajeros, ya que cuenta con lujos como los asientos traseros reclinables o un climatizador independiente para las plazas traseras que se maneja desde el apoyabrazos central posterior.

El Toyota Camry cuenta con una mecánica híbrida, compuesta por un motor de gasolina 2.5 V6 y un pequeño motor eléctrico que le ayuda, principalmente en ámbito urbano. Es capaz de circular hasta 4,3 kilómetros y alcanzar una velocidad de 125 km/h en eléctrico puro, con lo que reduce los consumos en entornos urbanos e interurbanos.

Tanto es así que homologa 5,3 l/100 km según el ciclo WLTP y también le han otorgado la etiqueta ECO de la DGT. Son consumos muy realistas, que podemos reproducir siempre que llevemos a cabo una conducción tranquila.

En carretera lo que más destaca es ese confort de marcha que nos otorga su silenciosa mecánica, pero es muy sensible a los movimientos del acelerador y, si le exiges una respuesta rápida, el cambio de marchas automático sin levas en el volante empaña ligeramente su comportamiento al revolucionar en exceso la mecánica. Su precio parte de los 32.300 euros para la versión básica y sube hasta los 38.000 euros en el acabado más alto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Toyota Camry: sustituto del Avensis