El Stelvio, por 300 euros al mes

El SUV de Alfa Romeo se apunta a la moda del «renting», que permite acceder a él pagando una entrada y cuotas mensuales durante tres años, con seguro a todo riesgo y mantenimiento integral. Una buena excusa para volver a ponernos a sus mandos.


Hace dos años probamos el Stelvio diésel de 210 caballos, que es precisamente la motorización elegida por Alfa Romeo para su nueva oferta de renting, una modalidad abierta tanto a empresas como a particulares. En este caso se trata de una operación a tres años, que supone el pago de una entrada de 6.577 euros más IVA (7.958 euros) y 36 cuotas mensuales de 280 euros más IVA (338 euros al mes). Durante todo ese tiempo podremos disfrutar de este vehículo exclusivo un máximo de 15.000 kilómetros al año (la cifra puede aumentarse, aunque ello modificará lógicamente la cuantía del renting). Después, el cliente deberá devolverlo y, si lo desea, podrá iniciar otra operación con un vehículo diferente.

El modelo seleccionado es un Stelvio Executive 2.2 Diesel 154 kW (210 CV) AT8 Q4, con pintura metalizada, que si lo comprásemos al contado saldría por casi 54.000 euros. El renting incluye cobertura a todo riesgo sin franquicia, mantenimiento integral en la red oficial de concesionarios Alfa Romeo, asistencia 24 horas y gestión de multas. Y además, el cliente puede equiparlo adicionalmente con 3.800 euros en extras, sin coste para él.

Se trata de un modelo en la mejor tradición del diseño italiano, elegante musculoso, con la característica parrilla triangular de la marca del biscione (culebra) y con un doble escape trasero que refuerza una estética poderosa. El interior tiene un acabado muy bueno. Los asientos son muy cómodos y sujetan bien, los huecos y guanteras están forrados de terciopelo y cuentan con iluminación led, al igual que los tiradores exteriores.

El espacio es suficiente para cuatro pasajeros, pero hay que tener en cuenta que el Stelvio es un SUV de tamaño medio, no llega a los 4,70 metros. El maletero tiene 525 litros de capacidad y unos tiradores permiten abatir los asientos, aunque no bajan automáticamente. El portón tiene apertura y cierre eléctricos y su altura se puede regular en varias posiciones.

Al conducirlo, lo primero que llama la atención es que no suena a diésel, solo cuando lo arrancamos. De hecho, es un coche tan silencioso que casi echamos de menos un sonido un poco más agresivo del motor que revele sus cualidades deportivas. Este coche acelera de 0 a 100 en solo 6,6 segundos, una cifra excepcional para un vehículo de su tamaño y potencia. Es muy ágil y se siente más como una berlina que como un SUV. El par máximo se obtiene a muy bajas revoluciones y ello hace que la respuesta del acelerador sea inmediata, pero progresiva.

Al igual que en el Alfa Giulia, la dirección es muy precisa y se endurece cuando ponemos el selector en el modo Dynamic. El paso por curva es muy rápido y estable, y la suspensión firme sin llegar a dura. Los frenos también están a la altura y aportan mucha seguridad. La distancia al suelo es de 20 centímetros, por lo que podemos meternos por caminos pedregosos sin miedo a dañar los bajos del vehículo, pero siempre teniendo presente que no es un todoterreno.

El cambio automático de ocho marchas funciona de forma muy suave y sin que se aprecie salto entre ellas. El consumo medio oficial es un poco optimista, pero lo cierto es que se puede estar cerca de los 6 litros, lo cual de nuevo es un dato extraordinario para un coche de este tipo. El coeficiente aerodinámico es de los más bajos de su categoría. En definitiva, una oportunidad para disfrutar de un SUV deportivo y de una marca de referencia en condiciones muy interesantes.

El cliente puede equiparlo adicionalmente con 3.800 euros en extras, sin coste para él

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

El Stelvio, por 300 euros al mes