Las motos tienen cuatro ruedas

Las motos tienen dos ruedas y los coches cuatro. Esta evidencia empezó a romperse con el Tyrrell P34 de seis ruedas que participó en el Campeonato de Fórmula 1 en 1976 y 1977, y en los últimos años en el mercado han aparecido motos y escúteres de tres ruedas. La marca suiza Quadro da una nueva vuelta de tuerca a este concepto con el primer y único vehículo del mundo con cuatro ruedas basculantes. Se llama Qooder.


El Quadro Qooder es un escúter, se mire por donde se mire. El diseño del asiento, el escudo frontal con doble faro y cúpula, el manillar y las asas para el pasajero no dejan lugar a dudas. Tiene una imagen más estilizada de lo que cabría esperar de un vehículo de doble eje y es que el ancho total, 84 centímetros, es solo 6 o 7 centímetros más que el de escúteres de dos ruedas con motor equivalente.

El cuadro de instrumentos es de clara inspiración automovilística, con dos esferas para el velocímetro y el cuentarrevoluciones y una pantalla digital en medio, además de un indicador analógico de la temperatura del motor. Incluye ordenador de a bordo y nivel de combustible. Bajo el manillar hay dos compartimentos para guardar objetos, uno de ellos con conector USB. El asiento del pasajero cuenta con apertura eléctrica y en el hueco que hay debajo podemos guardar un casco integral, aunque depende del tamaño. Está iluminado y dispone de una toma de 12 voltios. Este espacio hay que abrirlo también para repostar combustible.

Pero el protagonismo absoluto se lo lleva el sofisticado sistema de suspensiones neumáticas HTS, que garantiza la inclinación simultánea de todas las ruedas, manteniendo una perfecta adherencia de todas ellas al suelo y asegurando un centro de gravedad bajo. Un amortiguador central contribuye a que la estabilidad en curva sea perfecta.

Motor

El Qooder tiene un motor monocilíndrico de 400 centímetros cúbicos que rinde 32,5 caballos. Se puede conducir con el carné B de coche y para ello se ha habilitado un pedal de freno en la plataforma. El propulsor, producido por la empresa taiwanesa Aeon Motor, está situado en posición central, con un diferencial integrado que transmite la potencia a las ruedas traseras mediante una doble correa.

La aceleración es buena en bajos y medios, y le cuesta más alcanzar velocidad a alto régimen porque lo penaliza el peso, de 281 kilos en orden de marcha. Aun así es capaz de llegar a los 130 kilómetros por hora y el consumo medio, de 5,3 litros a los cien, se puede calificar de contenido. Con un depósito de 14 litros, la autonomía supera los 260 kilómetros.

Si los escúteres de tres ruedas aportan un plus de seguridad respecto a los convencionales, el Qooder multiplica esta sensación. Podemos hacer tumbadas con una inclinación de hasta 45  grados y subirnos fácilmente a un bordillo sin que el vehículo quede descompensado. El funcionamiento es muy suave y progresivo, aunque lógicamente pierde algo de agilidad frente a una moto de dos ruedas.

Aunque no tiene ABS, la frenada en seco está asegurada al contar con cuatro discos de 240 milímetros. Con la maneta derecha paramos las ruedas delanteras, como cualquier moto, y con la izquierda y el pedal las pinzas reparten la frenada en los dos ejes al 50 por ciento. Cuando nos paramos podemos bloquear las suspensiones apretando las dos manetas o mediante un palanca, y de esta forma no es necesario poner los pies en el suelo.

Equipamiento

Nuestro Qooder, cedido por el concesionario Sportpasion, era la versión estándar, que incluye faros y piloto trasero led. Hay numerosos accesorios para personalizarlo, como parabrisas alto, paramanos transparentes, respaldo para el pasajero, deflectores de viento para las piernas, retrovisores de titanio o aluminio y un soporte giratorio que permite llevar dos maletas Givi enfrentadas.

También en opción se puede pedir un Winter Kit compuesto por neumáticos de invierno Michelin, manta cubrepiernas Tucano, baúl Shad de 50 litros y palanca de bloqueo de aluminio. Cuesta 700 euros.

Por 1.300 euros, el Kit Aventura incluye protecciones tubulares negras frontales, laterales y traseras, cúpula ajustable con soporte para navegador, paramanos Acerbis, baúl Kappa de 42 litros y palanca de bloqueo en aluminio rojo. Existe una versión limitada denominada Steinbock, que cuesta 12.700 euros y cuenta con una gráfica especial y diversos extras off-road; y otra diseñada por el fabricante de alta costura Tods.

Precio y balance

El Quadro Qooder cuesta 11.500 euros, pero en Sportpasión tienen ahora mismo una oferta que reduce el precio mil euros e incluye matriculación, seguro, baúl y casco. Está disponible en blanco, rojo, azul, gris y negro y también es posible configurarlo a medida con hasta 800 combinaciones diferentes, variando el color de la carrocería, las llantas, el asiento y otros elementos. Lo montan y te lo envían a casa en cinco semanas: como un reloj suizo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Las motos tienen cuatro ruedas