No llamen al conductor

La DGT ha puesto en marcha una nueva campaña contra las distracciones al volante. Además de la vigilancia, ha lanzado una serie de recomendaciones. La primera, no usar el móvil. Es el principal motivo de distracción.


Hace años los autobuses mostraban una chapita en la entrada que advertía del riesgo que suponía molestar al chófer. «No hablar con el conductor», era el lema con el que se pretendía evitar que el profesional del volante se despistase con la charla de alguno de los pasajeros. Los avances tecnológicos han modificado las costumbres y hoy ya nadie habla, ni siquiera con el conductor. El riesgo está ahora en el móvil, por lo que si hubiese que poner un letrero de advertencia, el más adecuado sería: «No llamen al conductor». Esta es en realidad una de las recomendaciones que lanza la DGT en la campaña contra las distracciones que se desarrolla estos días.

Uno de cuada cuatro accidentes se producen debido a una distracción del conductor. Y el uso del teléfono móvil aparece como una de las primeras causas de esa falta de atención a la carretera. El wasap ha elevado el peligro y ha puesto en alerta a los responsables de la seguridad vial. Los segundos que se tardan en enviar o en leer un mensaje pueden ser el camino al accidente, a la salida de la carretera.

PÉRDIDA DE ATENCIÓN

Tráfico advierte que un conductor que vaya hablando por teléfono pierde la atención a lo que ocurre en la carretera. Tampoco es capaz de mantener una velocidad constante ni de guardar la distancia de seguridad con el coche que circular delante. Además, los estudios de la DGT indican que el tiempo de reacción puede aumentar hasta casi dos segundos más.

SALIDA DE VÍA Y COLISIÓN

Las accidentes más frecuentes causados por las distracciones son las salidas de vía y las colisiones por invasión del carril contrario. Un mínimo despiste puede llevar a una pérdida del control del coche. Al volante, la atención debe ser permanente, por lo que el principal consejo de Tráfico al conductor es que, si no dispone de sistema manos libres, desconecte el teléfono mientras esté circulando.

AVISO A FAMILIARES Y AMIGOS

En la campaña contra las distracciones, la DGT hace un llamamiento a la responsabilidad, pero no solo del conductor. Así, recomienda a familiares y amigos que no llamen al móvil de alguien que sabe que está conduciendo.

PERO NO SOLO EL MÓVIL

Aunque el móvil es el primer motivo de distracción, no es el único. La DGT advierte que encender un cigarrillo obliga a apartar la vista de la carretera durante 4 segundos. Y que manipular el navegador o leer libros o facturas también causa distracciones que pueden ser fatales.

El riesgo está en el móvil. La DGT aconseja no llamar a quien se sabe que está conduciendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

No llamen al conductor