Filippo Perini y el Lamborghini Veneno: vuelo rasante

Actual responsable de los proyectos que el grupo Volkswagen desarrolla a través de Italdesign, la espectacularidad de los modelos diseñados durante los más de 10 años en los que Filippo Perini ha trabajado para Lamborghini suponen un hito en su trayectoria.


A finales del 2013 la revista Forbes publicaba un artículo sobre los automóviles más caros del momento, con una lista en la que el primer lugar lo ocupaba el Lamborghini Veneno Roadster, la versión abierta del modelo que aquel mismo año se había presentado en el Salón del Automóvil de Ginebra, y con el que la marca conmemoraba los 50 años de su fundación.

El precio estaba justificado por la exclusividad de un modelo del que solo se podrían a la venta tres unidades de la versión cerrada y nueve de la abierta, aunque no se trataba de un modelo completamente nuevo, sino que se basaba en gran parte en el Aventador del 2011. Pero los cambios respecto a su predecesor se hacían notar, y resultaban sin duda suficientes para dotarlo de una personalidad propia, de unas impresionantes prestaciones, y de una agresiva imagen resultado de la utilización de todos aquellos elementos capaces de dotarlo de la mayor eficiencia aerodinámica.

Motor V12 de 6, 5 litros en posición central con 750 CV de potencia, y velocidad máxima de 355 km/h. Chasis monocasco fabricado completamente en polímero reforzado con fibra de carbono, una parte delantera de la carrocería en la que las aletas se separan del cuerpo, la parte inferior lisa que canaliza el aire hacia un gran difusor, y un alerón trasero ajustable. Respecto al Aventador, el motor se beneficiaba además de entradas de aire ampliadas y un límite de revoluciones más alto. La caja de cambios manual automatizada de siete velocidades y el sistema de tracción total también se adoptaban del Aventador.

El espectacular envoltorio del modelo había surgido del tablero de Filippo Perini, un diseñador que en una entrevista realizada hace unos años explicaba cómo siendo un niño había visto en su ciudad un Lamborghini Miura, y cómo aquella imagen, y aquel sonido, habían despertado en él una pasión que le llevaría a comenzar a dibujar automóviles, a publicar sus ilustraciones en la revista italiana Gente e Motori, y finalmente a hacer del diseño de automóviles su profesión, en la que su máxima aspiración, que vería cumplida, era llegar a diseñar un Lamborghini.

Nacido en Piacenza, al noreste de Italia, el 13 de abril de 1965, Perini se graduaba en Ingeniería Mecánica en el Politécnico di Milan, donde también cursaría un Master en Diseño de Automóviles en la Facultad de Arquitectura. Desde 1993, como diseñador independiente, trabajará tanto para fabricantes de automóviles como Alfa Romeo, Fiat o Ferrari, como para MET Helmets o Aprilia, además de asesorar a la FAST (Federación de Asociaciones Científicas y Técnicas) en la evaluación de proyectos y análisis de patentes.

En 1995 se incorpora al Centro de Diseño Alfa Romeo, donde participará en el diseño interior y exterior de GTV y Spider, así como en la actualización de modelos como el 156 y el 166, el concept car Nuvola y el SUV Kamal, y desarrollará el Alfa Romeo 159 y el concept car 8C Competizione.

En el 2003 pasará a Audi, y en septiembre de ese mismo año es nombrado jefe de Diseño Exterior de Lamborghini para proyectos como el Miura Concept, Murciélago LP 640, Murciélago LP 640 Roadster, Gallardo y Concept S. Desde el 2006 será el director del Automobili Lamborghini Centro Stile, donde dirigirá el desarrollo de modelos que alcanzarán un considerable éxito, como el Gallardo LP 570-4 Superleggera, el Gallardo LP 570-4 Spyder Performante, el Reventón, el Aventador o el Huracán, así como de nuevos concept cars como el Asterion, el primer híbrido del fabricante, que finalmente no llegaría a entrar en producción, o de la propuesta inicial del Urus.

En septiembre del 2015, tras la salida de Giorgietto Giugiaro, Filippo Perini es nombrado responsable de diseño en Italdesign Giugiaro, donde sus diseños para Lamborghini tendrán continuidad en modelos como el ZeroUno y su versión Duerta, descendiente directo del Veneno Roadster, y donde desarrolla además propuestas vinculadas a las nuevas tecnologías como el Pop.Up Next presentado el pasado año, un proyecto compartido por Audi y Airbus, que se postula como alternativa al tráfico en las ciudades: un taxi volador, eléctrico y autónomo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Filippo Perini y el Lamborghini Veneno: vuelo rasante