Familiar y deportivo

El CLA Shooting Brake llegará al mercado español el próximo mes de septiembre con un precio de partida de 32.550 euros para la versión 180 de gasolina, con 136 caballos de potencia.


El CLA Shooting Brake es la versión familiar del modelo compacto y cupé de la marca, pero conserva sus genes deportivos intactos, aunque ahora dispone de un amplio portón que da acceso a un maletero de 505 litros, más versátil y capaz.

Esta versión con portón mide 4,68 metros de largo y comparte muchos elementos con los Clase A y por supuesto con el CLA Coupé. Con este último modelo comparte la gama de motores, tres versiones de gasolina y dos diésel. En gasolina cuenta con el 180 que mencionábamos de partida, con 136 caballos, cambio manual de seis velocidades o automático de siete opcional y un precio de 32.550 euros. El siguiente es el 200, con potencia de 163 caballos y caja de cambios automática 7G-DCT, cuyo precio es de 35.100 euros; y culmina con el CLA 250 4Matic, por tanto con tracción integral, 224 caballos de potencia y caja automática de siete velocidades. En diésel la gama queda conformada por un 200 d de 150 caballos y caja de cambios automática 8G-DCT de ocho velocidades. El precio de acceso para este diésel es de 39.650 euros.

La versión diésel más potente será la 220 d de 190 caballos con el mismo cambio automático de ocho velocidades y un precio de 43.425 euros. Habrá también una versión AMG de este modelo con 306 caballos de potencia.

Entre sus prestaciones destacan los consumos de las versiones diésel, con sus eficientes cambios de ocho velocidades que son muy comedidos al situarse alrededor de los 5 litros a los 100 kilómetros.

Como todos los nuevos modelos de Mercedes, el CLA Shooting Brake lleva la última generación del sistema multimedia MBUX, cuya pantalla central forma un panel único con la de instrumentos digital, que le da un aspecto impresionante al habitáculo, además de facilitar cualquier función gracias a su mando fónico que responde a las órdenes, lo mismo que a los gestos.

Además entre los sistemas de ayuda a la conducción destaca el programador de velocidad activo con la función de parada y arranque automáticos en los atascos, que es un modo primario ya de conducción autónoma.

También la suspensión del CLA Shooting Brake puede ser opcionalmente de dureza variable, con lo que se puede seleccionar un modo deportivo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Familiar y deportivo